Las reformas en la ley de acompañamiento de los presupuesto afectarán a 850 obras del PHN

Las Asociaciones Ecologistas han denunciado que las modificaciones introducidas en la Ley de acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2004 vienen a introducir elementos subjetivos para la suspensión de una obra. De este modo, como aclaran los ecologistas, la reforma influirá en 850 obras de las 860 que contempla el Plan Hidrológico Nacional: grandes embalses (entre ellos todos los de Aragón), desaladoras, nuevos regadíos ??incluso ilegales?-, encauzamientos y otras muchas de las que recogen otros ministerios, como Fomento. Las obras afectadas son todas aquéllas que no tienen la Declaración de Impacto Ambiental en trámite, por lo que queda excluido el trasvase.

Hay elementos subjetivos en las modificaciones para la suspensión de una obra tales como ?siempre que ?una obra- hubiere influido de forma determinante en el resultado de la evaluación? o ?cuando hubiere incumplido o trasgredido de manera significativa las condiciones ambientales impuestas?.

Con esta reforma del artículo 9 del Real Decreto Ley de evaluación ambiental, el Gobierno introduce auténticas ?modificaciones de fondo?, bajo la apariencia de simples ?ajustes? o ?retoques?, como cabe esperar de una ley de acompañamiento. Sin embargo, como recoge un informe firmado por las cinco asociaciones ecologistas más importantes del país, desde 1996 el Gobierno ha modificado 66 leyes ya aprobadas ?y discutidas parlamentariamente- mediante esta figura legal.

Las modificaciones que atañen directamente a las futuras declaraciones de impacto ambiental son dos: una que cambia los mecanismos de regulación y los requisitos para la suspensión de una actuación, en los casos de ?ocultación o falseamiento de los datos y en el incumplimiento del condicionado ambiental?; y otra, mediante la cual el Gobierno cierra la posibilidad de que cualquier parte afectada pueda instar a la suspensión de una obra que incumpla los requisitos básicos ambientales.

En este sentido, desde las asociaciones ecologistas aseguran no poder explicarse esta rebaja en los requisitos para la evaluación medioambiental. ?Hasta ahora ?denuncian- cualquiera podría instar a la suspensión de la ejecución de una obra?, eso sí, a través de Medio Ambiente. ?Ahora ?agregan- ésto ha desaparecido del marco jurídico sin saber por qué. Ahora es el órgano sustantivo (la Dirección General de Obras Hidráulicas, de Carreteras o Ferrocarriles) quien suspende y el Ministerio de Medio Ambiente puede instar a la suspensión. Si se incumple, la decisión última de suspenderla es de los promotores?.

"LA REFORMA INTRODUCE CAMBIOS SIGNIFICATIVOS QUE ABREN LA PUERTA DE LA INTERPRETACIÓN DE LA NORMA, FLEXIBILIZANDO LOS CRITERIOS DE EVALUACIÓN" Pero sorprende todavía más la inclusión de ?elementos subjetivos?, como denuncian los ecologistas, en los requisitos para la suspensión de una obra. El apartado 2 del citado Real Decreto establecerá, en el caso de que se acuerde la aprobación de la Ley de Acompañamiento, que ?el órgano sustantivo? pase de tener capacidad facultativa a ejecutiva. Es decir, será el promotor de la obra (Dirección General de Obras Hidráulicas, en materia de Medio Ambiente) quien ?acuerde? y proceda a la suspensión, en los casos ya mencionados de ocultación, falseamiento o incumplimiento.

Los ecologistas consideran que dichas conductas son ?sumamente reprobables? por sí mismas, y añaden que ?debería seguir siendo motivo de suspensión, aún cuando no se acredite que han influido de forma determinante en la emisión de la Declaración de Impacto Ambiental. La reforma del artículo 9 condiciona la suspensión a que la obstaculización del procedimiento de evaluación ambiental ?influya de forma determinante en el resultado de dicha evaluación?.

Y añade un segundo apartado, a modo de condición, ?cuando se hubieren incumplido o trasgredido de manera significativa las condiciones ambientales impuestas para la ejecución del proyecto?. Se incluye al texto en vigor el concepto jurídico ?significativo?, un elemento excesivamente subjetivo e indeterminado que dificulta la precisión del ?delito? y abre la puerta de las interpretaciones, como denuncian los ecologistas.

TRASVASE Desde las asociaciones ecologistas se insiste en que el trasvase no se verá ?afectado? por la reforma, pero sí ?todas las obras que declaran de interés general, que son todas las grandes infraestructuras de acompañamiento al trasvase?. No obstante, aseguran que ?existe un problema: Medio Ambiente es juez y parte en este asunto, evalúa el impacto ambiental de las obras que ejecuta, algunos proyectos con un gravísimo impacto ambiental?. Ejemplo de ello serían las expropiaciones del trasvase del Ebro que ?demuestra la política de hechos consumados del Gobierno?, aprobando la urgente ocupación, ?cuando en teoría no está aprobada la Declaración de Impacto Ambiental y, por tanto, no se sabe por dónde pasará el trasvase del Ebro?.

Comentarios