Alfredo Boné “no habrá agua suficiente para trasvasasr el Ebro y técnicamente el proyecto es inviable”

2003101716 bone.jpg

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, ha dado a conocer este viernes los datos técnicos ofrecidos en la jornada técnica sobre el PHN que se celebra en Bruselas y que está centrada en los caudales del río Ebro, que estudia la posible realización del trasvase. A tenor de las cifras presentadas, Boné ha asegurado que el proyecto es ?inviable?, según informa Aragón Press.

?El Ebro cada vez lleva menos agua?. Así de contundente se ha mostrado el consejero de Medio Ambiente de Aragón, Alfredo Boné, al hablar de la posibilidad de que se lleve a cabo el trasvase del Ebro. Boné ha destacado tres aspectos relativos a los caudales: si, teniendo en cuenta los usos actuales y de futuro, el caudal permite la realización del trasvase; si se establece un caudal ecológico mínimo que garantice la preservación del Delta del Ebro y si el agua que hay fuera suficiente para realizar el trasvase.

Con los datos sobre la mesa, Boné ha adelantado que, según el Libro Blanco del Agua´, realizar el trasvase es ?inviable?. Como ejemplo, ha señalado que en el periodo comprendido entre 1929 y 1995, el 50% el caudal del Ebro era de 390 metros cúbicos por segundo, y entre 1996 y 2000, de 245 metros cúbicos. Como conclusión, ha recalcado que en los últimos 35 años ?el caudal ha disminuido un 37%?; una cuestión que ha calificado de ?incuestionable? y que, de cara al futuro, ?se mantendrá o se acentuará?. ?El caudal de Ebro disminuye y lo hace de forma más acelerada en los últimos años?, ha aseverado.

Respecto a los caudales mínimos, los datos que se han aportado en la jornada técnica ?presentan diferentes cifras?. Hablando de los datos ?más pesimistas?, la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Ministerio de Medio Ambiente reconocen que ha habido épocas en que el caudal del Ebro ha sido ?muy bajo?. En todo caso, Boné ha señalado que todos los datos presentados coinciden en señalar que los caudales mínimos ?se sitúan siempre por encima de los 100 metros cúbicos por segundo?, lo que parece que es ?insuficiente?, ha aclarado.

Como última cuestión, el consejero aragonés ha señalado que, analizando el agua del Ebro con su caudal, los usos actuales y los futuros -que ya están aceptados, aprobados y consignados en diferentes instrumentos-, ?no nos salen las cuentas?. Como ejemplo, ha indicado que, en la actualidad, se consumen 480 hectómetros cúbicos para abastecimientos y otros usos en País Vasco, Navarra, La Rioja y Cataluña; mientras que los regadíos presentes y previstos en un futuro en Castilla León, Navarra, Rioja y Cataluña, utilizan 6.200 hectómetros cúbicos. En el caso de Aragón, sólo en regadíos se necesitan 3.600 hectómetros cúbicos y las obras del Pacto el Agua supondrían un incremento de 2.100, lo que hace un total de 5.700 hectómetros cúbicos.

Boné ha declarado que la ?famosa? reserva estratégica que contempla el Pacto del Agua, y que debería recoger el Plan Hidrológico Nacional (PHN), es de ?850 hectómetros cúbicos?, al tiempo que se necesitan 4.200 hectómetros más para garantizar la conservación del Delta del Ebro.

Teniendo en cuenta el caudal ecológico (un mínimo de 100 metros cúbicos por segundo) que debería mantener el Ebro en el Delta, la cifra total necesaria para preservar el ecosistema y los usos del río se situaría en 17.430 hectómetros cúbicos. Según el consejero, todos los datos que se poseen hablan únicamente de 17.000 hectómetros cúbicos de media, lo que supone que el trasvase es ?inviable?.

A este problema, ha manifestado Boné, hay que añadir el hecho de que ha habido periodos secos de 7 a 14 años , en los que no hubiera sido posible el realizar los trasvases?. Además, en opinión del consejero, se producirían ?tensiones? entre los receptores y los donantes en época de sequía; sin contar, ha añadido, con la poca ?utilidad? que puede tener una obra ?que se podrá emplear durante 10 ó 15 años, siendo el proyecto de 50 años de vida?. La justificación de su puesta en marcha se debe, según Boné, a una ?perspectiva electoral?, o bien, ?responde a intereses ajenos al equilibrio territorial?.

Por último, el consejero aragonés ha vuelto a pedir diálogo y consenso con todas las partes afectadas, porque el Ministerio de Medio Ambiente ?se olvida del concepto de ciudad?.

Comentarios