El PAR insta al PSOE y al PP para que rebajen el tono de crispación en sus polémicas

Fernando Lafuente, portavoz del Grupo Municipal del Partido Aragonés en el Ayuntamiento de Huesca, ha manifestado que ?sería conveniente para las instituciones y para el trabajo que debemos desarrollar entre todos, que el PSOE y el PP rebajen el tono de crispación en sus polémicas de partido?. Esta posición responde a la multiplicación de descalificaciones que se están dirigiendo mutuamente en estos días, los grupos políticos de ambas formaciones.

El portavoz del PAR considera que ?por supuesto, son muy libres de opinar como quieran y actuar, en el sentido literal de este término, pero el cruce de acusaciones y réplicas, en una verdadera escalada verbal, se está aproximando al insulto y esta situación es negativa para la imagen de las instituciones y en particular para el imprescindible diálogo y colaboración?.

Fernando Lafuente ha valorado que ?acabamos de superar sólo los primeros cien días de nuevo gobierno municipal y menos tiempo aún en la comarca. Si ya están planteando las cuestiones de esta manera, se augura un mandato de enfrentamiento continuo, con sus consecuencias de ineficacia y descrédito. Todo el esfuerzo destinado a discutir es inútil y en esta ciudad, por desgracia, tenemos muy malas experiencias al respecto?.

En esta línea, Lafuente estima que ?el debate y la crítica pública son necesarios e incluso convenientes, sobre todo ante una situación de mayoría absoluta como la del Ayuntamiento, pero nunca se tienen que llevar al extremo. Hay que guardar las formas y en muchas ocasiones, sopesar que los adjetivos los carga el diablo?.

?Todos, y más el grupo de gobierno -ha añadido-, hemos de recordar que la crítica es legítima, sin obsesionarse por el prestigio de las personalidades o las siglas. Ahora bien, tampoco se puede anteponer la rentabilidad inmediata de un titular logrado a golpe de palabras gruesas y actitudes agrias. Tenemos que dar siempre una oportunidad al diálogo, por parte de todos?.

El portavoz del Partido Aragonés señala que ?no deben servir como excusa, los efectos que produce la proximidad de las elecciones generales, porque la ruptura de relaciones políticas e incluso personales será muy difícil de resolver después, cuando pasen esas elecciones. Sin embargo, la único evidente es que aquellos asuntos, proyectos y propuestas que se gestionan con cordura y diálogo, tienen todas las posibilidades de prosperar?.

En consecuencia, Lafuente ha instado al PSOE y al PP, ?con todo respeto, a suavizar las formas y las actitudes. Con otro talante, estoy convencido de que conseguiremos desarrollar una actividad institucional mucho más beneficiosa para nuestros vecinos, que es el verdadero objetivo?.

Comentarios