Cartas al director: ¿Villanueva de Sijena o Tudela?

Javier Gironella

Ahora, además del agua, se nos quieren llevar también a Miguel Servet. Según puedo leer esta mañana en el semanario ?La Voz de la Ribera?, que se edita en Tudela, en la capital de la Mejana, que así se llaman estas tierras a orillas del Ebro, están ultimando los actos del 450 aniversario de la muerte de Miguel Servet, llamado también Miguel de Villanueva, que según los tudelanos, o mejor dicho la Fundación Miguel Servet dependiente del departamento de salud del Gobierno de Navarra, era natural de Tudela basándose en unos documentos que cifran entre 1538 y 1553.

Y claro, me quedo a bolos. Porque uno en su modesta cultura, pensaba que don Miguel había nacido en Villanueva de Sijena, pero según los navarros no es así. Me voy enseguida a consultar el Espasa, que es para mí como la Biblia moderna, aunque mi mujer esta empeñada en mandarlo al trastero porque dice que es más fácil buscarlo en Internet, pero bueno no nos desviemos de la cuestión fundamental, por problemas domésticos.

El Espasa, en su tomo 55, pagina 635, dice que Miguel Servet, sabio español del siglo XVI, nació, según los documentos, más recientes, el 29 de septiembre de 1511, en Villanueva de Sijena (Obispado de Lérida). Para acabarla de enredar.

Esta pues claro que el problema es que los de Tudela manejan una documentación anticuada y que la Fundación dependiente del Gobierno de Navarra va a celebrar el 450 aniversario de una figura, que pese a quien le pese, nació en tierras oscenses.

Lo más preocupante es que, según figura en el programa de actos previstos, se habla de una serie de conferencias a cargo de expertos sobre Servet, citando en concreto al profesor González Echeverría. Pues, vamos a ver que opina el experto sobre la cuestión, pero no estaría de más que las gentes de Villanueva de Sijena y los de los Estudios Sijenenses se pusieran las pilas y dijeran algo sobre el asunto. No vaya a ser que al final nos quedemos en Aragón, sin Servet como nos quedamos sin los bienes eclesiásticos de la francha.

Comentarios