Renfe consigue un resultado de gestión positivo de 44,4 millones de euros en el primer semestre de 2003

Renfe ha conseguido un resultado de gestión positivo de 44,4 millones de euros durante el primer semestre de este año 2003, según consta en la información que la empresa ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este resultado positivo incluye las aportaciones que el Estado destina a compensar las pérdidas de Renfe.

Tanto si el análisis se realiza teniendo en cuenta esas aportaciones del Estado o sin ellas, la realidad es que Renfe ha mejorado sus cifras de resultados en el primer semestre de este año. Si se tiene en cuenta el resultado con aportaciones del Estado incluidas como ingresos, éste ha ascendido a 44,4 millones de euros este año, una cifra que supone un 4 % más que en el mismo período del pasado año (semestre durante el cual el resultado fue de 42,7 millones de euros).

Si al resultado se le detraen las aportaciones del Estado para compensar las pérdidas, también se produce una evolución positiva. Así, en el primer semestre de 2003, la partida de compensación de pérdidas ha sido de 70,5 millones de euros, 8,4 millones de euros menos que en el mismo período del pasado año. Antes de esas aportaciones, Renfe ha conseguido mejorar sustancialmente el resultado final del primer semestre, al pasar de un saldo negativo de ?36?2 millones de euros en el período enero-junio de 2002 a otro de ?26?1 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que supone una mejora en el resultado del 28 %.

El resultado positivo es fruto de un aumento de los ingresos propios (un 3 %), hasta situar éstos por encima de los 872 millones de euros (847 millones en el mismo período del pasado año), la contención de los gastos (que sólo aumentan en un 1?3 %) y un buen comportamiento de los intereses financieros, que descienden en un 17?2 % con respecto al período enero-junio de 2002.

Por lo que respecta a los capítulos de aportaciones del Estado para la gestión de los servicios públicos (cercanías y regionales), para la administración de la infraestructura, para el abono de los intereses que genera la deuda que el Estado mantiene con Renfe y para sufragar el Plan de Recursos Humanos, éstas han descendido también considerablemente durante el primer semestre, hasta situarse en 598?4 millones de euros, 25 millones de euros menos que en el pasado año.

Comentarios