Clausura del día mundial del turismo

Arturo Aliaga

Tras la intensa jornada que hemos vivido en este magnífico entorno me corresponde como consejero de Industria, Comercio y Turismo clausurar este acto.

Lo primero que quiero hacer es agradecer sinceramente la presencia de todos ustedes. Este Día Mundial del Turismo debe servir, además de para reunirnos, para intercambiar puntos de vista y, con ánimo constructivo, plantear entre todos nuevas estrategias para que esta actividad que ya supone el 7,7% del PIB genere más riqueza en nuestra Comunidad.

El lema escogido internacionalmente en esta ocasión es ?Turismo: fuerza impulsora de la lucha contra la pobreza, de la creación de empleo y de la armonía social?. Bajo este aparentemente complicado enunciado se esconde un mensaje de gran importancia que suscribimos plenamente, ya que la vitalidad del sector en nuestra Comunidad crea empleo, asienta población, genera recursos alternativos a otras actividades maduras y aporta flujos que contribuyen seriamente a la intercomunicación y a un mayor conocimiento de nuestro patrimonio cultural y medioambiental.

Quiero felicitar expresamente a todas las personas, empresas y entidades que han recibido esta tarde las Distinciones al Mérito Turístico 2003. Su buen hacer en sus respectivas especialidades es un orgullo para el sector y debe ser espejo en el que mirarnos.

El sector turístico tiene que ir de la mano de la Administración para, juntos, tener como parámetros de referencia algunos como los siguientes, a modo de ?Guía de navegación?:

- Estamos ante un sector de un especial significado económico.

- La protección de los recursos naturales y culturales es uno de nuestros principales valores.

- La calidad en el ejercicio de la actividad turística debe ser objetivo permanente, al igual que el incremento de competitividad de las empresas. Los conceptos empresariales de calidad total y mejora continua son perfectamente aplicables al sector turístico.

- La pluralidad de actividades desarrolladas y las distintas entidades que en ellas intervienen no tienen que perder de vista que este es un reto global hacia el que todos tenemos que converger.

Con estas premisas, quiero enunciarles algunos de los ejes que marcarán la actuación del Departamento que tengo el honor de dirigir:

- Desarrollo de la Ley del Turismo de Aragón recientemente aprobada y reglamentación de actividades como guías de turismo, acampadas, apartamentos turísticos, pueblos recuperados, centros de esquí y montaña, parques temáticos o turismo rural. No se puede desarrollar un área sin antes conocerla bien.

- Integración en la política turística de Aragón del proceso comarcalizador. La conferencia sectorial del turismo aragonés debe ser el órgano donde se analicen las cuestiones y establezcan los mecanismos de coordinación y colaboración con las comarcas.

- Fomento del asociacionismo empresarial, estableciendo convenios para el desarrollo de actividades conjuntas. Fortalecer las relaciones con las asociaciones representativas del sector, que son quienes mejor conocen las peculiaridades y problemáticas existentes.

- Propiciar el aumento de calidad de nuestros establecimientos con medidas como la adhesión a la ?Q? de calidad turística de la que varios de ellos ya forman parte.

- Impulsar la asunción por parte de las empresas turísticas aragonesas de compromisos de responsabilidad social corporativa, en colaboración con los agentes económicos y sociales.

- Extender a otras áreas de la Comunidad los planes de dinamización y excelencia turística que movilizan inversiones y mejoran la oferta disponible, con evidentes beneficios para la calidad de vida de los habitantes de las zonas contempladas.

- Elaborar anualmente un plan coordinado de promoción turística como instrumento de referencia de todas las actuaciones que se desarrollen en la materia. Este plan deberá recoger los compromisos económicos y las líneas estratégicas de cada subsector, todo ello bajo el paraguas de una marca única que haga fácilmente identificables los recursos turísticos aragoneses que queremos dar a conocer. En él tendrán cabida puntos como asistencia a ferias, actos promocionales, viajes de familiarización, jornadas profesionales, material promocional, publicidad y marcas turísticas.

- Impulso a la formación específica como medida necesaria para incrementar la calidad del servicio que se presta y la cualificación del personal.

- Promoción de la riqueza gastronómica de Aragón como componente esencial de la oferta de calidad que queremos poner en el mercado.

- Infraestructuras turísticas. Ampliar la Red de Hospederías de Aragón incorporando San Juan de la Peña, Castillo del Papa Luna en Illueca y La Casona de Allepuz en Teruel. Esta red debe actuar como foco de atracción de clientes y desarrollo de nuevas infraestructuras por parte del sector privado en su entorno.

- A estas infraestructuras se añadirán otras como el Centro de Interpretación del Reino y la Corona de Aragón en el interior de la Iglesia del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña.

- Mejora de la calidad de la información que se ofrece a los visitantes continuando las acciones de señalización turística emprendidas y desarrollando otras nuevas.

- Ampliación de la red de senderos de Aragón y adecuación de entornos en lugares tan emblemáticos como el Castillo de Loarre, donde entrará en funcionamiento un nuevo centro de acogida de visitantes.

- La Sociedad de Promoción y Gestión del Turismo Aragonés será el brazo ejecutor de las actuaciones del Departamento.

Me atrevo a decir que nuestra visión o proyecto de impulso al sector turístico aragonés es ambicioso. Por ello precisa de la integración de todos los agentes implicados y de una comunicación fluida, permanente y enriquecedora entre ellos.

No me cabe duda de que la vitalidad y el dinamismo que subyace en el sector de forma individual y colectiva nos ayudará a materializar estos ilusionantes retos.

Lo que llegue a ser el sector turístico aragonés depende de nosotros, y sólo nosotros tenemos la responsabilidad de contribuir al desarrollo económico de la Comunidad de una forma notable, justa y socialmente comprometida.

Hoy, más que nunca, debemos hacer válida la frase de Goethe que nos indica que ?lo más importante es que se posea una gran voluntad y la necesaria habilidad y tenacidad para realizarla. Todo lo demás es indiferente?.

Claro que tampoco debemos olvidar lo que escribiera Buckle: ?Antaño eran las tierras más ricas aquellas en que la naturaleza era más benigna. Hoy lo son aquellas en que el hombre es más activo?.

No desperdiciemos esta gran oportunidad.

Comentarios