Indignación en el tejido juvenil asociativo por la política de subvenciones de la DGA

Los compromisos adquiridos por la Administración para solucionar el problema denunciado por el CNJA y otras entidades juveniles el pasado mes de junio han quedado reducidos a meros parches y declaración de buenas intenciones según el consejo de la juventud

El recorte imprevisto ? se indica en una nota- ? y casi a hurtadillas de un 60 % en la dotación económica destinada a entidades juveniles para el año 2003 sumió al tejido juvenil asociativo en una situación de crisis y desamparo que tanto el Consejo Nacional de la Juventud de Aragón como las entidades que lo conforman denunciaron públicamente en el mes de junio?.

Después de la reorganización de la estructura orgánica donde se ubica el IAJ, que pasa a depender de la Consejería de Servicios Sociales y Familia (junto con el Instituto Aragonés de la Mujer o el de Servicios Sociales), la situación no ha mejorado sensiblemente. Pese a los compromisos de los responsables políticos competentes de ésta y la anterior legislatura (desde el Vicepresidente del Gobierno aragonés, la Consejera o la Directora Gerente del IAJ) el recorte del 60 % se ha reducido a ?sólo? un 43 %.

Desde el Consejo Nacional de la Juventud de Aragón, representante de las entidades juveniles aragonesas, se indica que ?queremos mostrar nuestra indignación ante el parche que nos ofrece la Administración, máxime cuando esta (escasísima) nueva dotación surge del propio presupuesto del IAJ, y no de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma. Por lo que los recursos para los jóvenes no aumentan, sólo se redistribuyen?.

Para el Consejo Nacional de la Juventud de Aragón, crear un organismo fundamental para los jóvenes, como es el Instituto Aragonés de la Juventud, sin la dotación presupuestaria suficiente para mantener vivos a los colectivos juveniles que trabajan para convertirse en el motor de Aragón, resulta del todo inadmisible. Por ello, reclama a todos los Grupos Parlamentarios y en especial al Gobierno de Aragón, que en la confección de los Presupuestos para 2004:

Se tenga en cuenta a los y las jóvenes aragoneses, al menos en aquellos asuntos en los que son los principales implicados, y no como meros destinatarios de políticas que podríamos tachar de trasnochadas y caritativas.

Se dote al Instituto Aragonés de la Juventud de los recursos suficientes para convertirse en un verdadero órgano de promoción y defensa del asociacionismo juvenil, impulsor de un potente y renovado Plan Integral de Juventud para el próximo cuatrienio, y abanderado de una mejora de los recursos y derechos de los jóvenes aragoneses en temas tan importantes y transversales como la vivienda, el empleo, el ocio, la educación y la calidad de vida.

Se incluyan las partidas presupuestarias necesarias para dotar a las entidades juveniles de los medios necesarios para su correcto funcionamiento

Los jóvenes aragoneses estamos dispuestos a seguir trabajando por esta tierra. Pero, para ello, es preciso el apoyo y los recursos que están en la mano de aquellos que hemos elegido entre todos para que nos gobiernen. Tenemos la esperanza de hacernos oír y defender lo que consideramos es de justicia.

Comentarios