Inaugurado el nuevo edificio de Becton Dickinson en Fraga

El Consejero de Industria, Comercio y Truismo del Gobierno de Aragón, presidía la inauguración en Fraga este miércoles , del nuevo edificio que ha construido la empresa Becton Dickinson que se dedica a la producción de material destinado a la sanidad.El Consejero estaba acompañado por Mr. Gary Cohen, Vicepresidente de la Compañía y el Director de la planta de Fraga, Marcos Calucho, así como el Alcalde de Fraga. Vicente Juan y el Delegado Territorial del Gobierno de Aragón en Huesca, Álvaro Calvo.

En su intervención el Vicepresidente de la Compañía, señalaba que BECTON DICKINSON, líder mundial en la fabricación de artículos médicos de un solo uso, no podía permanecer impasible ante cifras tan sobrecogedoras como las que se describen a continuación:

"Cada año, cerca de tres millones de personas mueren de enfermedades que podrían prevenirse a través de programas de inmunización, y la mayoría son niños menores de 5 años". "En un año, se estima que 200.000 recién nacidos y 30.000 mujeres mueren debido al tétanos neonatal y maternal"

"Alrededor del 30% de las vacunas administradas en los países en vías de desarrollo no son seguras y conllevan un alto riesgo de contagio".

"Al menos un 25% de todos los niños, o lo que es lo mismo, 30 millones de niños por año, no tienen acceso a los servicios básicos de inmunización"

Ante este panorama, Becton Dickinson dedicó grandes recursos a la investigación y desarrollo de nuevas jeringuillas que permitieran una inyección segura y que no pudieran ser reutilizadas, siendo al mismo tiempo asequibles económicamente a las agencias internacionales responsables de los programas de vacunación (UNICEF, GAVI, Etc.).

La planta de BD-Fraga fué elegida para desarrollar este nuevo producto, así como todos los equipos necesarios para su fabricación.

El nombre de la nueva jeringuilla es SoloShot IX, e incorpora un mecanismo de acero inoxidable que se activa automáticamente después de usar la jeringuilla una sola vez, evitando el reuso.

La inutilización de la jeringuilla ocurre siempre y no depende de la voluntad del usuario, con lo que la reutilización es prácticamente imposible.

Su bajo costo, seguridad y gran calidad la hacen ser la jeringuilla ideal para los programas de vacunación en países en vías de desarrollo.

Desde hace un año, cientos de millones de jeringuillas de este tipo se vienen fabricando en la Planta de Fraga, en la nueva nave construida especialmente para este producto, que supuso una inversión de 3.000 millones de pesetas, la creación de 110 puestos de trabajo y un reto tecnológico importante para todos los empleados de la planta.

Es un orgullo para todos los componentes de BD-Fraga el haber contribuido con nuestro trabajo a salvar millones de vidas, especialmente las de los niños del tercer mundo.

Comentarios