Se inicia en la provincia de Huesca la temporada de caza de jabalí

Huesca es una de las zonas más atractivas de España para practicar la caza, como demuestra la gran cantidad de aficionados a este deporte que se acercan hasta el Alto Aragón. La provincia oscense es la que tiene un mayor índice de capturas de jabalíes en toda España. Como ejemplo, señalar que en la temporada anterior se contabilizaron 12.000 ejemplares en la memoria del Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón, lo que supone una cifra superior a la de toda Andalucía. El problema es que en la comunidad aragonesa este recurso sigue sin ser aprovechado.

El aliciente de cazar en la provincia de Huesca es la posibilidad de conseguir piezas criadas en el ámbito natural y no en granjas, como está sucediendo ahora con el 80% de los animales, en otras provincias. Con el inicio de la caza mayor da comienzo la temporada para jabalí, corzo y ciervo.

De las normas básicas que debe conocer cualquier cazador destacamos algunas como realizar un listado cuando la caza se realiza en grupo, señalizar la batida y extremar al máximo las medidas de seguridad en las esperas. Además, el Servicio Aragonés de la Salud advierte de los riesgos de consumir carne de jabalí que no este analizada por un veterinario, ya que existe el riesgo de contraer triquina.

Recordemos que carne de jabalí es la fuente mas común de infección por este parásito, cuya incidencia en Aragón puede fijarse en torno a 2 animales enfermos por cada 1.000 inspeccionados. No obstante hay que estar muy alerta. Los expertos insisten en que el parásito de la triquina resiste tanto los procesos de desecación como de salazón de la carne. La enfermedad produce en las personas numerosos trastornos como vómitos, sudoración y escalofríos, fiebre, dolores de cabeza y musculares etc...

Otro dato curioso es que unos 10.000 jabalíes son analizados fuera de la provincia, lo que demuestra que la mayoría de los cazadores que practican la caza en la provincia de Huesca son de fuera. Esta actividad no repercute en un aprovechamiento de su explotación.

Actualmente no se caza por necesidad, se hace por deporte o negocio. Tiendas especializadas, hoteles, restaurantes y otros servicios reciben cada fin de semana la llegada de cientos de cazadores, aunque tal vez no se está sacando el rendimiento turístico y económico que se podría. Huesca no ha sabido crear un verdadero plan de promoción y explotación.

Comentarios