El cambio de temporada incrementa la recogida de ropa usada en “A todo trapo”

2003092724 charity 2.jpg

La empresa de inserción ?A todo trapo?, promovida por Cáritas Aragón lleva tres años en funcionamiento, gracias a la labor de estas mujeres la ropa usada vuelve al circuito de vida útil a través de un esmerado proceso de limpieza, planchado y recuperación. Tras el proceso, las prendas se llevan a las tiendas de Cáritas y de segunda mano, solamente se reservan algunas ropas de bebes que posteriormente donan a las personas con bajos recursos y de acogida que acaban de tener un niño.

En los cambios de época y temporada esta empresa recibe grandes volúmenes de ropa, ahora mismo principalmente de verano y la gran mayoría es ropa juvenil y de mujer. A pesar de esto, los trajes de caballero, mantas, ropas de cama, o tallas grandes también tienen cabida en esta empresa. Al cabo de un año se pueden llegar a manipular más de 15.000 kilos de ropa, aunque solamente dos tercios llega posteriormente a la tienda. Los establecimientos oscenses reciben cada semana más de 1000 prendas procedentes de esta empresa y los de Zaragoza cerca de 300 cada quince días.

Durante todo el año, esta empresa se encarga de gestionar la ropa usada que llega desde las parroquias y los particulares. Son tres mujeres que por las mañanas clasifican, seleccionan, lavan, planchan y ordenan toda la ropa. Y otras 10 que por las tardes se encuentran en los cursillos pre-laborales.

Con esta actividad Cáritas pretende fundamentalmente ofrecer puestos de trabajo a mujeres que se encuentran en el proceso de inserción sociolaboral. Desde esta empresa se les proporciona formación, tanto en costura, como en lavado y planchado para mejorar su acceso al mercado de trabajo. Actualmente 10 mujeres, 3 marroquis y 7 de raza gitana, acuden todas las tardes a estos cursos. ?A todo trapo? lleva en funcionamiento tres años y las estadísticas no pueden ser mejores, ya que prácticamente todas las mujeres que han realizado estos cursos se encuentran actualmente trabajando.

La recogida de esta ropa se hace en los talleres ubicados en Barbastro, Calatayud, Huesca, Monzón y Teruel. En la provincia en concreto se encuentran en la calle San Miguel de Barbastro, en la calle Miguel Fleta en Huesca y en la plaza San Juan en Monzón.

Comentarios