RENFE mantendrá de momento seis trenes de grandes líneas entre Madrid y Aragón por la vía convencional

La puesta en marcha del AVE, el próximo 11 de octubre, no va a suponer la completa desaparición de los trenes de largo recorrido que circulan en la actualidad entre Madrid y Aragón. En concreto, según explicaron fuentes de RENFE Aragón Press, se mantendrán seis circulaciones en cada sentido (12 en total al día), si bien la mayoría serán sustituidas progresivamente por material de ancho internacional. También seguirán circulando los trenes regionales, que se verán reforzados entre Zaragoza y Lleida para potenciar la conexión de ciudades como Monzón o Binéfar con la nueva línea.

Del mantenimiento de estos trenes -un expreso nocturno, un tren hotel, un diurno y tres Altarias- se beneficiarán especialmente Zaragoza, con cuatro paradas, y Calatayud (seis), que incluso de esta forma verán mejorada su actual oferta, pero también alguna otra localidad como Ariza, donde seguirá parando el diurno ?Río Aragón? Madrid-Jaca. Los trenes que RENFE mantendrá de momento por la línea convencional son los dos trenes nocturnos que circulan en la actualidad ?el expreso ?Costa Brava?, con paradas en Calatayud, Zaragoza, La Puebla de Híjar y Caspe, y un tren hotel, con parada en Calatayud, Zaragoza y Monzón-, los dos Talgos Altarias Madrid-Pamplona ?con parada en Calatayud-, el diurno ?Río Aragón? ?con paradas en Ariza, Calatayud, Zaragoza, Tardienta, Huesca, Ayerbe, Sabiñánigo y Jaca- y el servicio Madrid-Logroño, prestado actualmente con material Intercity pero que podría transformarse en Altaria, y que se detiene en Aragón en Calatayud y Zaragoza. Estos cuatro últimos circularán en el futuro también por la vía del AVE, según RENFE, aunque todavía no se puede concretar la fecha. En el caso del diurno ?Río Aragón?, cuando esté operativa la nueva línea de ancho internacional Zaragoza-Huesca. Los tres Altarias con destino a La Rioja y Navarra aprovecharán el intercambiador de ejes de Plasencia de Jalón, que enlaza la línea de alta velocidad con la convencional con destino a Zaragoza o directamente a Logroño y Pamplona a través del by-pass de Grisén. Estos Altarias iban a circular ya desde un primer momento por la vía del AVE, pero RENFE ha decidido que de entrada sólo circulen por ella los trenes con salida y destino en la misma línea, con la única excepción de los que continúan viaje hasta Barcelona, que sí utilizarán el intercambiador de Lleida. De momento, con estos servicios, Aragón mantiene una considerable oferta de trenes de largo recorrido por la vía convencional, que se convierten en una alternativa más económica a los AVEs (entre 17,5 y 23,5 euros en un trayecto Madrid-Calatayud, frente a 31). En el caso de Calatayud, efectuarán seis paradas en cada sentido, que sumadas a las cinco de la línea de alta velocidad, ofrecerán en total 11 servicios, los mismos que ya dispone en la actualidad la capital bilbilitana, pero con una mejora sustancial de prestaciones y tiempos de recorrido. En cuanto a Zaragoza, las cuatro paradas de trenes convencionales más las 11 de trenes de alta velocidad suman 15, tres más de las existentes en la actualidad.

Comentarios