La expedición al Cho-Oyu espera la mejoría del tiempo para atacar la cima

Este viernes se mantenía un nuevo contacto con los componentes de la expedición ?Ciudad de Huesca? de Peña Guara al Cho-Oyu. Todos se encuentran perfectamente y a la espera de la mejoría del tiempo, sobre todo a partir de los 7.000 metros donde las fuertes ventiscas que azotan esa altitud, hacen prácticamente imposible el trabajar estos días a esa altura.

Los fuertes vientos que en estos últimos días están soportando, producen fuertes ventiscas y que con la nieve recién caída, al remover dicho elemento, borra todas las huellas que días atrás habían trazado, haciendo imposible la progresión.

Siguiendo el último plan de trabajo que comunicaron los expedicionarios, el pasado día 23, cuando el primer equipo que había iniciado la ascensión con la intención de montar el campo III, se encontraba a medio camino entre el Campo I y II, se cruzaron con Juanito Oiarzabal que descendía de la Cima, quien después de recibir las primeras felicitaciones por parte de los montañeros de Peña Guara, les indicó las malas condiciones meteorológicas que reinaban a partir de los 7.000 metros, situación que les obligó a pernoctar esa noche en el Campo I y bajar al día siguiente al base avanzado.

En estos momentos la actividad en el campo base sigue siendo algo monótona, lectura, escuchar música, pequeñas excursiones por las laderas cercanas con la finalidad de no perder la aclimatación conseguida, mover piedras e intentar que el cocinero mejore sus cualidades, aspecto que poco a poco lo están consiguiendo, ya que paulatinamente están abandonando la dieta de arroz y patatas.

Estos tiempos de inactividad, son los que se emplean para planificar nuevamente el trabajo de los próximos días, aunque una vez más ha quedado demostrado que en el Himalaya, al final lo que cuenta es el tiempo. No obstante los expedicionarios no han perdido el ánimo.

El domingo, un equipo de tres alpinistas, partirán nuevamente hacia el campo II donde pernoctarán el lunes, día 29, para el martes, día 30, situarse a 7.500 m de altitud, lugar donde deberán montar el campo III, y al día siguiente sí el tiempo es bueno, saldrán hacia la cima. El otro grupo saldrá un día mas tarde con la intención de realizar los mismos pasos, de esta forma los seis componentes se apoyan mutuamente desde los diversos campos de altura. Es un nuevo plan de trabajo, dependerá del tiempo.

Comentarios