CHA critica la pasividad del Gobierno de Aragón ante la ejecución ilegal de la línea eléctrica Aragón-Cazaril

El grupo parlamentario Chunta Aragonesista ha incidido en el hecho de que el Gobierno Aragonés se muestra inactivo ante la construcción de dos proyectos que resultan un gran perjuicio para la zona en la que están previstos. Declara que las líneas eléctricas de Aragón-Cazaril y Graus-Sallente, son proyectos altamente nocivos para el medio natural de las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza. El primero de ellos, el de conexión entre españa y Francia Aragón-Cazaril, se está intentando sacar adelante por parte de la empresa privada REESA apoyada por el Gobierno central, y ante la total pasividad de nuestro gobierno autonómico.

Chunta afirma que no entiende como el ejecutivo autonómico no asume sus competencias en materia de ordenación y defensa del territorio, para detener acciones en infraestructuras declaradas ilegales, como ésta, y que no suponen ningún beneficio para Aragón ya que la nuestra es una comunidad excedentaria en energía eléctrica. Además, critica que en el caso de la línea Aragón-Cazaril, desde 1996 cuando el Alto Tribunal de Burdeos y el Primer ministro Francés se opusieron a esta obra, han pasado cerca de 7 años sin que se haya dado alguna alternativa desde el Ministerio de Industria.

Fuster reconocía así que este proyecto realmente no debía de resultar tan de urgencia como en un principio afirmaba el gobierno español, si tras 7 años de espera no se han presentado alternativas a él. Chunta dice que no entiende cómo es posible que en su día, fuese el propio Gobierno de Aragón junto con los municipios afectados del Valle de Chistau, uno de los denunciantes que ganó la sentencia ante el Tribunal Supremo, que logró dejar sin efecto la línea Aragón-Cazaril, y que hoy día no esté haciendo nada para evitar que la Empresa Pública implicada, acometa de forma ilegal la ejecución de esta infraestructura.

Comentarios