Ligero incremento en el número de alumnos de los institutos barbastrenses

Más de 1.500 alumnos de bachillerato, secundaria y Formación Profesional han vuelto este lunes a las aulas de los cuatro institutos y colegios barbastrenses que ofertan este tipo de enseñanzas. La mayor parte de los centros mantiene unos datos similares al año anterior, pero el I.E.S. Martínez Vargas ha incrementado en un 10% el número de alumnos. El nuevo curso escolar se presenta sin grandes novedades pero con algunos cambios por la entrada de la Ley de calidad de la enseñanza.

Un nuevo curso que se inicia, como todos, con los nervios y la emoción propios de los reencuentros y la pena del final de las vacaciones. El I.E.S. Martínez Vargas ha incrementado, en un 10% el número de alumnos. De los 481 que ocuparán este curso 2003-2004 sus aulas, 166 son estudiantes de ciclos formativos, 223 de secundaria y 92 de bachillerato.

El colegio San Vicente de Paul, que ya abrió sus puertas a los alumnos más pequeños el pasado martes, cuenta con 89 alumnos en los cursos superiores.

El Seminario de La Inmaculada, en el que se han matriculado cerca de 200 alumnos, también se espera con ilusión el inicio de curso después de un verano, como indica su jefe de estudios, Pepe Badell, ?para recargar las pilas?. En cuanto al I.E.S. Hermanos Argensola es el que aglutina la mayor cantidad de alumnos, con 617. De ellos, 403 pertenecen a secundaria, 140 a bachillerato, 67 a FP y 7 alumnos que cursan el módulo de Garantía Social. Mariano Quílez, director del centro, asegura que este año el centro contará con el sello acreditativo de idiomas reconocido por la Unión Europea.

Por último, el colegio Escolapios cuenta con 110 alumnos de secundaria. El director del centro, José Pablo Pena, explica que este año se centrarán en dos objetivos: desarrollar el plan estratégico de enseñanza y fomentar el sistema institucional del centro en todos los ámbitos.

Pero los alumnos tienen su propia visión del nuevo curso. Más complicado que los anteriores y con muchas materias y profesores nuevos, sobretodo para aquellos que afrontan los últimos cursos tanto de bachillerato como de la E.S.O.

Comentarios