La DGA espera iniciar en breve la mejora de la carretera Huesca-Grañén

2003091616 carretera.jpg

El departamento de Obras Públicas del Gobierno de Aragón se marca como prioridades, para los próximos meses en la provincia de Huesca, la mejora de las carreteras Huesca-Grañén y Binéfar-Esplús. La inversión total suma casi diez millones de euros. El Consejo de Gobierno de la Diputación General de Aragón ya aprobaba en su día las inversiones y se espera, en cuestión de días, adjudicar los trabajos.

La actuación en la carretera Huesca-Grañén se divide en dos tramos: Desde la rotonda de La Granja hasta Albero Bajo y desde Albero Bajo hasta Grañén, con inversiones cifradas en 3,5 y 3,7 millones de euros, respectivamente.

Se van a construir dos puentes, de cuarenta y de quince metros de longitud. Además, se va a habilitar una variante en la población de Callén.

Se pretende ampliar la calzada actual para que cuente con dos carriles de tres metros cada uno, más dos arcenes de un metro. En total son ocho metros de carretera; con la idea de que se pueda circular a 100 kilómetros por hora en esta vía de comunicación, que forma parte del Eje de Los Monegros; éste une la capital oscense y también la autovía Huesca-Zaragoza con Grañén, Lalueza y Sariñena.

El Gobierno de Aragón realiza, además, trabajos de mejora de la carretera A-131 (Huesca-Sariñena). Se han iniciado en la mitad próxima a la capital oscense para continuar posteriormente en el resto.

Obras Públicas trabaja también en el acondicionamiento de la carretera Binéfar-Esplús, con una inversión de 2,3 millones de euros. Otra inversión aprobada por el Gobierno de Aragón es la que se prevé para una nueva infraestructura: 466.000 euros para la carretera Tamarite-Intersección con la A 129.

Las prioridades del Gobierno de Aragón en los últimos meses se han orientado igualmente hacia los tramos Almudévar-Tardienta, Gurrea de Gállego-N 330, y Serraduy-Obarra, entre otros.

Comentarios