CHA propone reformar el impuesto de sucesiones

El diputado Chesús Yuste defiende elevar el mínimo exento y extender los beneficios fiscales en el impuesto sobre sucesiones y donaciones ?para evitar situaciones injustas y adaptar el régimen fiscal al Derecho civil aragonés?

El portavoz de Economía del grupo parlamentario Chunta Aragonesista, Chesús Yuste, ha presentado una proposición no de ley instando al Gobierno de Aragón a reformar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, en el próximo proyecto de ley de medidas tributarias y administrativas. Yuste considera que son necesarios algunos cambios, pero no es partidario de su supresión inmediata, como pide el PP: ?Si quieren suprimirlo, ¿por qué no lo propone el PP en las Cortes Generales, que es el órgano competente, donde tienen además mayoría absoluta y que sería de aplicación para toda España? Demuestran muy poca visión de Estado al plantearlo en cada Comunidad Autónoma, probablemente con el único fin de evitarle al Gobierno central el pago de compensaciones?.

Las medidas concretas que CHA propone son cinco: elevar el mínimo exento en la transmisión mortis causa, incrementando el importe de las reducciones por parentesco con el causante extender los beneficios fiscales concedidos a los hijos a todos los descendientes de grado ulterior extender, a los colaterales hasta el cuarto grado, los beneficios fiscales concedidos a los colaterales hasta el tercer grado extender los beneficios fiscales reconocidos en la transmisión mortis causa a la transmisión inter vivos y disminuir progresivamente, a lo largo de la legislatura, la escala de gravamen.

Chesús Yuste cree que estas modificaciones ?evitarán situaciones injustas en momentos de dificultad y drama para las familias y favorecerán la continuidad de las empresas familiares aragonesas?. De hecho, recuerda el diputado aragonesista, la Asociación de Empresa Familiar de Aragón viene reivindicando medidas correctoras con este objetivo, ?así como para evitar la distorsión tributaria que provoca el régimen fiscal de las comunidades forales vecinas?.

ADAPTACIÓN AL DERECHO ARAGONÉS

La proposición no de ley también insta al Gobierno de Aragón a que solicite al Gobierno español la modificación del artículo 54.8 del Reglamento del impuesto sobre sucesiones y donaciones (R.D. 1.29/1991, de 8 de noviembre) ?a fin de que, en la fiducia aragonesa, el impuesto se devengue en el momento de la delación de la herencia conforme a las normas civiles aragonesas aplicables?.

?Actualmente la regulación contenida en ese Reglamento no respeta la verdadera naturaleza jurídica de la fiducia sucesoria, fundamental en nuestro Derecho Foral. No es de recibo que unos hijos tengan que pagar un impuesto por una herencia que cobrarán muchos años después o que, según sea la decisión de la fiducia, podrían no llegar a cobrar nunca?, señala Yuste.

Comentarios