Espaldarazo del sector empresarial del noreste español a la agilización de la Pamplona-Huesca-Lérida.

Los representantes de las Cámaras de Comercio e Industria y de las Confederaciones Empresariales del Noreste español, han lanzado desde la cumbre empresarial de este miércoles, un mensaje claro y unánime: van a presionar al Gobierno central para que agilice y dinamice los pasos administrativos y de construcción de las futuras autovías que formarán el eje San Sebastián-Tarragona. Son dos. La primera, la que unirá la capital navarra con Huesca, y la segunda, la que discurrirá entre la capital altoaragonesa y Lérida.

En la cumbre celebrada en Huesca, ha quedado claro que el futuro corredor entre el Cantábrico y el Mediterráneo es una prioridad de las cuatro comunidades autónomas por las que discurrirá este eje subpirenaico. Para lograr su pronta puesta en marcha, tanto el País Vasco, como Navarra, Aragón y Cataluña, están de acuerdo en presionar para que el Ministerio de Fomento agilice todos los procesos de ejecución de esta infraestructura, que no puede esperar hasta su culminación en el año 2010.

A día de hoy, de las cuatro regiones implicadas, Navarra es la que va más avanzada en el proyecto pues en ella, los procesos de ejecución ya han comenzado y se han adjudicado 2 tramos: el del enlace con la localidad de Noáin, y el que une este municipio con el de Monreal.

Esta cumbre empresarial ha supuesto la primera ocasión en la que las Cámaras de Comercio y organizaciones empresariales del futuro corredor del noreste peninsular, se reúnen para impulsar ambas autovías. Y así, quedó ratificado con la firma por parte de los representantes autonómicos del documento de apoyo a esta infraestructura, tras la reunión del miércoles.

El espaldarazo a este importante proyecto viene avalado por el importante beneficio que va a suponer, dicen los empresarios autonómicos, no sólo para las provincias por las que pasará, sino también para todo el Noreste peninsular. De hecho, en palabras de Antonio Ruspira, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Huesca, esta infraestructura puede llegar a frenar el grave fenómeno de despoblación que sufre la comunidad autónoma de Aragón.

Comentarios