Chupinazo pasado por agua

Las previsiones eran acertadas. La lluvia ha sido la gran protagonista del inicio de las fiestas de Barbastro en honor a la Natividad de Nuestra Señora, impidiendo incluso la celebración del desfile. Sin embargo, ni siquiera las inclemencias meteorológicas han sido suficientes para que los barbastrenses se quedasen en casa y, aunque en menor medida que en anteriores ocasiones, han sido muchos los que se han concentrado en la plaza de la Constitución para vivir el inicio de las fiestas.

Ahora el Patronato de Festejos de Barbastro debe reunirse y, junto a las peñas, decidir cuándo se llevarán a cabo la tradicional cabalgata y la batalla de flores ?Coso blanco?, aunque previsiblemente se trasladarán al fin de semana, cuando las previsiones son más favorables, según apunta el presidente del patronato, Santiago Lisa.

Desde los años 60 nunca se habían tenido que suspender tan tradicionales actos por culpa del mal tiempo. Y es que, para muchos barbastrenses, este es el día más especial de las fiestas de la ciudad.

Desde las once de la mañana la casa consistorial ha visto desfilar por sus salones a numerosos representantes políticos y sociales tanto locales como comarcales. Tampoco se ha perdido este comienzo oficial de las fiestas en honor a la Natividad de Nuestra Señora el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, que siempre se ha mantenido fiel a esta jornada. Iglesias asegura que éste es un día muy especial para él ya que durante muchos años ha vivido en Barbastro y se siente muy unido a la ciudad.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barbastro, Blas Broto, también ha lamentado que la lluvia haya deslucido este inicio festivo pero ha recalcado que lo importante es divertirse y disfrutar de los cinco días de fiesta.

Por su parte, el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, también se ha lamentado de mala suerte que ha tenido la ciudad en lo respecta al tiempo.

Con el fin de que puedan celebrarse todos los actos programados, se está estudiando la posibilidad de cambiar la ubicación de algunos de ellos, como los conciertos, que se trasladan al Pabellón Municipal Ángel Orús o algunos actos infantiles.

Comentarios