Pepe Lera, responsable del grupo La Val d'Echo: 'el cheso es el vehículo que nos mueve'

Este sábado en la villa de Hecho se celebran unos actos en conmemoración del ochenta aniversario de la Rondalla Chesa. Una tradición que no se pierde, al revés, con el paso de los años se consolida. El grupo la Val d? Echo, que en la actualidad cuenta con más cuarenta personas en su haber, sigue trabajando por mantener y difundir la cultura chesa, las tradiciones, y sobre todo, lo que más les preocupa, la lengua chesa, que, tal y como ha indicado Pepe Lera, ?el cheso es el vehículo fundamental que nos mueve?.

Aunque siempre ha habido una preocupación por el mantenimiento y la difusión de la tradición chesa. Al principio se rondaba con instrumentos de simple interpretación, pero parece que fue a partir de 1923 cuando la familia de casa Zapatero pasaron a una estructura de núcleo con una guitarra, un laúd y una bandurria, ?una manera más erudita de interpretar?, según Pepe Lera, por lo que se considera ese año como el inicio de la Rondalla Chesa que ya existía anteriormente pero no tan estructurada. A partir de entonces es cuando se considera que existe una organización que va pasando por diferentes etapas hasta llegar a la actual.

Pepe Lera, al frente del grupo de la Val d?Echo y tras veinticuatro años rondando, afirma que ?la aportación creativa es fundamental para que la cultura no se estanque y por eso la música es el vehículo ideal para reforzar el tema lingüístico?.

Con cuatro LP?s en el mercado, de momento el grupo no tiene previsto publicar un nuevo trabajo, pero se sigue trabajando, porque como ha afirmado Pepe Lera ?la música siempre ha sido el vehículo para todo, religión, política, arte, cultura y sobre todo el idioma. Este sábado el grupo actuará en Hecho, donde ofrecerá una muestra de su folklore y también se invitará a los asistentes a melocotón con vino.

A pesar de que las circunstancias socio económicas hacen que la juventud dedique cada vez menos tiempo al tema del folklore y más tiempo al trabajo, el grupo la Val d?Echo no se puede quejar porque cuenta con unas cuarenta personas. Sin embargo, Pepe Lera ha reconocido que hay un momento de crisis, tanto en las personas que bailan como en los músicos, pero espera que se trate de un problema temporal que se supere, porque no es sólo su caso, sino que está pasando en la mayoría de los grupos folklóricos.

Comentarios