Se superan los 1.500 accidentes de tráfico en los primeros ocho meses del año

2003090606 accidente.jpg

Las carreteras altoaragonesas están viviendo uno de los años más conflictivos con unas cifras escalofriantes de accidentalidad entre enero y agosto. Hasta el momento, se han contabilizado más de 1.500 siniestros, mientras que en todo el año 2002 hubo 1.758, cifra que se superará con creces, si contamos que todavía quedan cuatro meses de 2003. Hasta el pasado mes, incluyendo los primeros días de septiembre, 44 personas se han dejado la vida en las carreteras de la provincia de Huesca.

De los accidentes registrados en los atestados de la Guardia Civil de Tráfico, en 567 se contabilizaron víctimas. En concreto 41 muertos y 919 heridos. El aumento es de más de un 25% ya que en el mismo periodo de 2002 hubo 455 accidentes, con 39 muertos y 700 heridos. Es difícil encontrar una explicación a este incremento de la siniestralidad, como señalaba a Radio Huesca Digital el Jefe Provincial de Tráfico, Andrés Fernández del Río.

El aumento ha sido uniforme tanto en épocas de lluvia como en los meses calurosos por lo que es complicado encontrar las causas. Además, todas las carreteras han sufrido también aumento de accidentes. Vías nacionales, autovías, la Autopista A-2, a su paso por la provincia, y carreteras comarcales, tienen en sus estadísticas más accidentes este año. Según los expertos, los vehículos son más seguros y la mayoría de los sucesos tienen como causa la imprudencia.

Cinturones de seguridad, airbag y otras muchas mejoras en los turismos no son suficientes para que la accidentalidad sea menor.

Por carreteras, en el primer semestre del año la N-240 ha sido la que tenido un mayor índice de accidentes contabilizándose 62 siniestros, con 8 muertos y 119 heridos. El año pasado se registraron 59 accidentes con 6 muertos y 85 heridos. Es la vía más conflictiva y por la que circulan diariamente más de 10.000 vehículos entre Huesca y Lérida. Los accidentes también pertenecen al tramo entre Jaca, Puente la Reina y Yesa.

Otros puntos de la red viaria altoaragonesa con incremento de siniestros son la N-230, donde se ha pasado de 23 a 35 accidentes, la A-2 de 20 a 25, la N-260 de 7 a 19, o la N-123 con 14 accidentes este año y 6 el pasado, en los primeros seis meses. En la red nacional se han registrado 199 accidentes con víctimas con un total de 18 muertos y 332 heridos.

En lo que hace referencia a las carreteras comarcales, la A-1234 ha sido la que más accidentalidad tiene con 13 siniestros en lo que llevamos de año. Otras de las vías problemáticas son la A-131, A-132 y la A-139. En total son 58 accidentes con 3 muertos y 80 heridos, en el primer semestre, en las comarcales.

Aunque han bajado el numero de positivos por alcoholemia, todavía en el 40 % de los accidentes con muertos está por medio el alcohol.

Comentarios