Huesca ha registrado 95 incendios y 319 hectáreas afectadas

2003090808 incendio.jpg

La Comunidad de Aragón ha sufrido en lo que llevamos de año un total de 321 incendios, 120 menos que los registrados el pasado año en este mismo periodo de tiempo. Sin embargo, en cuanto a superficie ardida, Aragón ha experimentado un incremento de 413 hectáreas, siendo Zaragoza la provincia más afectada con 1.198 de las 1.592 totales.

A pesar de la notable reducción de los incidentes, la envergadura de éstos resultó mayor que otros años, por lo que la superficie afectada en toda la Comunidad se ha elevado a 1.592 hectáreas, de las cuales, el 70% se corresponde con superficie arbolada, mientras que el año pasado las llamas devastaron, hasta el mes de septiembre, 1.179 hectáreas, un 41% de las mismas correspondientes a arbolado. Según Aragón Press , la provincia aragonesa más afectada por el fuego en lo que va de año ha sido Zaragoza, con 117 incendios y 1.198 hectáreas quemadas, seguida de Teruel, con 109 incendios y 75 hectáreas, y por último Huesca, que ha registrado 95 incendios y 319 hectáreas afectadas. EL CALOR, PRINCIPAL CULPABLE Este verano Aragón ha sufrido unas condiciones meteorológicas muy adversas, con altísimas temperaturas y ausencia de precipitaciones, lo que ha podido ser la causa principal de este incremento de hectáreas afectadas. Según declaraciones del director general del Medio Natural, Alberto Contreras, ?los resultados de la campaña no han sido tan graves como podíamos suponer por las condiciones tan adversas, pero no vamos a bajar la guardia. Hay que recordar que la temporada de máxima alerta dura hasta el 30 de septiembre, aunque con las últimas lluvias, es de suponer que lo peor ha pasado ya?. Contreras ha indicado en este sentido que la consecuencia del resultado de este estudio está clara. ?Lo que ha roto la estadística este año es el incendio de Mequinenza, en el que ardieron 600 hectáreas?, que explicaría el incremento de la superficie afectada. Pero el director general de Medio Ambiente también ha querido remarcar la gran labor y eficacia de los medios del Departamento de Medio Ambiente, puesto que de los 321 incendios de este año, sólo 23 han superado las 5 hectáreas, y 245 ni siquiera han llegado a la hectárea afectada, reduciéndose en un conato. UNA MEDIA INFERIOR A LA DE LOS 90 Pero sin duda, las estadísticas en lo que llevamos de año resultan muy optimistas si las comparamos con los datos de la década de los 90 en donde se vieron afectadas una media anual de 5.422 hectáreas. En esta década, el año que rompió las estadísticas fue 1994, en donde ardieron más de 3.000 hectáreas en los incendios de Maestrazgo o Zuera. Los años 2000 y 2001 tampoco resultaron positivos, puesto que las cifras rondan los 400 incendios anuales y las 2.350 y 4.500 hectáreas, respectivamente, experimentándose sólo una reducción notable de los fuegos en 2002.

Comentarios