Pueyo de Jaca acoge el I Encuentro de participación infantil de Cruz Roja

Desde este miércoles y hasta el sábado se ha planteado el I Encuentro de Niños, niñas y jóvenes que estén o hayan estado bajo la acción protectora de la Administración a través de proyectos y servicios de Cruz Roja Española. Se desarrollará en la localidad del Pueyo de Jaca y contará con la participación de sesenta personas de distintas comunidades autónomas de España. Este encuentro también contará con la participación de la Consejera de Servicios Sociales y Familia del Gobierno de Aragón, Ana de Salas.

Desde el Programa de Infancia en Dificultades de CRE reconocen la importancia de la ?Participación Infantil? como uno de los ejes que han de guiar sus acciones en este ámbito, afirman: ?la voz de los niños y niñas con los que trabajan debe estar presente en todas las acciones que desarrollemos, hemos de estar atentos a cómo se manifiestan sus necesidades de autonomía y participación...?.

Este proceso participativo pretende ser un espacio ?constructor de resiliencia? en estos niños y jóvenes, ya que desean seguir despertando la confianza en si mismos, dotarles de la posibilidad de proponer fórmulas de atención adecuadas a sus necesidades a través de un encuentro de convivencia lúdica y en plena naturaleza.

Esta actividad se llevará a cabo gracias a los fondos donados por los 40 Principales recaudados a través del concierto Solidarios 2002, que tuvo lugar en Zaragoza, el 22 de diciembre.

Los objetivos de dicho encuentro son:

-Desarrollar un proceso de participación entre los niños/as y jóvenes que participan en algún proyecto o servicio de acogimiento en CRE (Equipamientos Residenciales y Familias de Acogida-Voluntarias).

-Dinamizar al colectivo de menores y jóvenes que se ven sometidos a procesos de protección pública a través de proyectos de CRE.

-Construir ?resiliencia?, que los chavales se encuentren en un espacio lúdico-educativo y en plena naturaleza, con iguales, compañeros con problemáticas similares de todo el Estado.

-Que se sientan parte de nuestra Organización, que perciban formar parte de una amplia red de apoyo social, que se vinculen a otros chavales y educadores...Que descubran posibilidades de futuro.

-Desarrollar un proceso de reflexión ? acción sobre su realidad, compartir vivencias y experiencias de desamparo y protección.

-Recoger sus demandas, sacar a la luz realidades no detectadas desde los proyectos y servicios... De este modo podremos ajustar más nuestra práctica educativa a sus necesidades de autonomía, desarrollo y participación.

Comentarios