Menos incendios pero más hectáreas forestales quemadas en Huesca este año

En lo que llevamos de año, en la provincia de Huesca se han producido un total de 95 incendios, con 319 hectáreas calcinadas, de las que 197 son arboladas. En total, en Aragón se han producido 321 incendios, con 1.592 hectáreas totales, de las que 1.115 son arboladas.

El año pasado, en estas mismas fechas, en el Alto Aragón se habían registrado bastantes más incendios, 131 en total. Se habían quemado el doble de hectáreas, 657, pero de ellas, sólo 141 eran de arbolado.

Según Alberto Contreras, director general del Medio Natural, este verano hemos sufrido unas condiciones meteorológicas muy adversas, con altísimas temperaturas y ausencia de precipitaciones. Baste recordar los incendios que han arrasado otras comunidades autónomas.

En su opinión, hasta la fecha, los resultados de la campaña no han sido tan graves como se podría suponer por esas condiciones, pero aseguran que no se va a bajar la guardia. Hay que recordar que la temporada de máxima alerta dura hasta el 30 de septiembre, aunque con las últimas lluvias es de suponer que lo peor ha pasado ya.

Lo único que ha roto la estadística este año es el incendio de Mequinenza, en el que ardieron 6500 hectáreas. De todos modos, la comparación con el año pasado es un tanto engañosa, porque fue una temporada muy favorable, la mejor desde 1999.

Alberto Contreras aseguraba que hay que agradecer el esfuerzo que está realizando todo el personal dedicado a la prevención y extinción de incendios: su profesionalidad, ha dicho, merece toda clase de elogios y reconocimiento.

El despliegue de los medios del Departamento de Medio Ambiente también está siendo muy eficaz. Ello se demuestra con que sólo 23 de los 321 incendios que se han producido este año, han superado las 5 hectáreas, y 245 ni siquiera han llegado a la hectárea, quedando en un conato. La rapidez del despliegue ha evitado males mayores, como en el caso de Castejón de Arbaniés o Gurrea de Gállego.

En Aragón, en el año 2000, habían ardido 2.350 hectáreas hasta la fecha; y en 2001, habían ardido 4.500 hectáreas. La media de incendios de la década de los 90 fue de 308 incendios al año, con una superficie media quemada de 5.422 hectáreas. Tanto en el año 2000, como en 2001, hubo unos 400 incendios al año. El peor año fue 1994, cuando se produjeron incendios importantes como el del Maestrazgo o Zuera, donde ardieron más de 30.000 hectáreas.

Comentarios