Retenciones en la entrada de Monzón por las obras en la N-240.

Las obras que Mariano López Navarro está realizando entre Monzón y Barbastro, están ocasionando retenciones de varios minutos de vehículos en el acceso a la capital ribereña desde la Armentera, ya que se están asfaltando los carriles.

Las obras se iniciaron este verano.El Ministerio de Fomento adjudicó hace unos meses las obras correspondientes a la mejora de la seguridad vial consistentes en la construcción de tres rotondas y carriles de aceleración para facilitar la incorporación a la nacional 240 desde los Polígonos Industriales y zona deportiva. El presupuesto de la obra supone un montante asciende a casi cinco millones de euros y el plazo de ejecución es de doce meses.

En estas obras que van hasta Barbastro, también, se incluye mejoras en determinados puntos considerados peligrosos en la vía hacia Monzón. Esta actuación supone la terminación de las obras de rehabilitación en el firme que se han ejecutado desde Huesca hasta Barbastro.

La actuación se incluye en el Programa de Rehabilitación y Mejora de la Red que gestiona la Subdirección General de Conservación y Explotación de la Dirección General de Carreteras cuyo objetivo es devolver a su situación inicial las características de los elementos de la carretera cuando han agotado su vida útil o están próximos a agotarla, e, incluso, alcanzar estándares más exigentes que los iniciales. Las obras están dirigidas tanto a la actuación de los llamados Tramos de Concentración de Accidentes, entendidos como aquellos que presentan riesgo de accidentalidad significativamente superior a la media en los tramos de características similares.

Cabe recordar por otra parte, que la verdadera obra en la Nacional 240 será la autovía Huesca ? Lleida, que comenzará por la variante de Monzón, cuyo proyecto estaba previsto que estuviera redactado en el mes de julio, para una vez aprobado sacarlo a licitación.

Comentarios