El inicio de curso pone de manifiesto la falta de nuevos colegios en Huesca

2003090909 clase comerdor.jpg

Colegios con el doble de alumnos de los previstos, comedores en las aulas y salas de informática en los salones de actos...es la fotografía que presenta el inicio de curso este 2003 en la ciudad de Huesca. Una realidad que viene a poner de manifiesto la necesidad de poner en marcha nuevos centros.

Según José Luis Azagra, Director del Colegio San Vicente, solo el colegio Alcoraz, el Pío XII, el del Parque y, de momento, el Juan XXIII respetan el número de vías para los que fueron diseñados los edificios, el resto las sobrepasan y en ocasiones las doblan. Así los Olivos que se diseñó para dos vías tendrá cuatro, el Sancho Ramírez, que se diseñó para tres tendrá también cuatro y San Vicente que era de una vía tendrá dos.

Azagra denuncia que en los últimos años los colegios públicos de Huesca han sido masificados y doblada su capacidad. Un ejemplo es el Pedro J. Rubio, donde los niños tiene que comer todos los días en aulas y donde este año se recurre a la vieja solución de las aulas prefabricadas para acoger la gran demanda de nuevas plazas. En el Sancho Ramírez también ha habido que hacer un esfuerzo para acoger a los nuevos alumnos, lo que ha llevado a que el aula de informática se haya instalado en el estrado del Salón de Actos.

El Director de San Vicente tiene claro que Huesca necesita ya dos colegios nuevos y no uno como prevé la Consejería de Educación y Cultura, ya que hay en estos momentos cuatro vías fuera de lugar y el Juan XXIII, al año que viene cuando se entreguen las llaves de los pisos del polígono 24, tendrá que habilitar una nueva vía, por tanto habría un exceso de cinco vías, lo suficiente para poner en marcha dos nuevos colegios.

Comentarios