Ya nada será lo mismo

Ya nada será lo mismo. Ir al cole, por primera vez en la vida de un chaval, supone el primer paso para ser mayor. Desde el primer día de clase, las normas, las reglas, el orden, la organización, las pautas y otras palabras y conceptos más complicados se te irán pegando a la piel. Y ya sólo podrás desprenderte de ellas el día en que en una ventanilla te pasen el carnet de jubilado y ni aún así tendrás alas, porque estarás tan cansado de haber superado la carrera de obstáculos que sólo pensarás en descansar.

La vida social , chaval, empieza hoy. La otra vida empezó en el momento en el que fuiste soñado por tu madre, pero la vida que impone, que recorta alas, la vida que te ubicará en un carril del viaje empieza hoy. Desde tu primer día de cole. Como este de hoy. Con niños que huelen a colonia, con bolsitas nuevas para el almuerzo, con la bata con tu nombre y con el beso de mamá que te sabe raro. Porque sabe a despedida.

Pero, chaval, no todo son malas noticias. En este primer día de cole empezarás a ver caras nuevas. Otros que, como tú, se encontrarán en un mundo de cosas pequeñas y de colorines donde, una maestra con bata será capaz de agacharse para limpiarte los mocos o para enseñarte a coger bien el lapicero.

Te van a enseñar a ser solidario ,a no reñir, a compartir. Y lo mejor de la vida, chaval, solo ellos serán capaces de mostrarte el camino de la lectura. Aplícate bien. Porque cuando , de mayor te veas superado por las normas, siempre te quedarán los libros.Y eso, lo de amar a los libros, empieza hoy. Suerte chaval.

Comentarios