Cada mochuelo en su olivo

Nuria Garcés

No me lo niegue. Cuando, esta mañana, ha acompañado a su pequeño al aula de infantil, y la profesora lo ha acogido con besitos y abrazos entrañables, o cuando ha dejado al mayor en la fila de tercero, y usted se ha dado media vuelta, enfilando hacia el coche mal aparcado, ha emitido algo a medio camino entre un suspiro y un resoplido.

No porque tuviera ganas de quitarse a los niños de encima, claro que no. Ha sido sólo porque ese acto de devolverlos a la normalidad de las aulas significa también para todas las familias recuperar la vida habitual en la que los padres están en el trabajo, los niños en el colegio y los abuelos, al menos por la mañana, tranquilos en su casa o de paseo. Que ya les toca.

Fue bonito poner ayer el nombre en los libros, rellenar mochilas y, esta mañana, preparar los almuerzos del recreo. Seguro que muchos de ustedes han puesto hoy a sus hijos bien guapos. El hecho de volver al cole supone lucir también la mejor cara. Las cabezas bien peinadas, las trenzas bien hechas, los zapatos bien limpios.

Pero hace ya unos días que papá y mamá terminaron las vacaciones. Desde entonces, han hecho casi milagros para encajar a los chavales en un sitio u otro. En el mes de septiembre ya no hay colonias urbanas, ni ludoteca, ni campamentos, los críos ya hicieron los cursillos de natación en julio... ¿Qué hacer con ellos?

Muchas veces nos quieren recordar desde los colegios que no son guarderías. Claro que no, pero es cierto que a muchos padres que obligatoriamente deben trabajar, las vacaciones de verano se les hacen eternas, y es un auténtico quebradero de cabeza organizarlo todo sin tener la sensación de que sus hijos son una mercancía. Conozco yo a unos padres que en la primera semana de septiembre han tenido que recurrir a cinco personas diferentes para cuidar a sus niño. Y no les exagero. Terrible para los padres, porque organizar todo eso debió de ser de locos. Pero, ¿y los pequeños?. ¿Nos preguntamos alguna vez cómo se sienten ellos, cuando lo que realmente les gustaría es estar con papá y mamá?

Comentarios