Alfredo Boné: “El trasvase nunca se hará si los aragoneses no lo permitimos”

Las reacciones contrarias a los datos publicados por el Ministerio de Medio Ambiente, en los que se asegura que las alegaciones favorables al trasvase del Ebro triplican a las contrarias, no se han hecho esperar. El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, ha restado importancia a estos datos explicando que conviene distinguir las alegaciones reales de las adhesiones. Asimismo, Boné explica que el Ministerio debe atender a los contenidos y a los razonamientos por encima de la cuestión numérica. ?El trasvase nunca se hará si los aragoneses no lo permitimos?, ha declarado el consejero.

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragonés, Alfredo Boné, ha expresado su tranquilidad ante los datos publicados por el Ministerio de Medio Ambiente en las que se asegura que la Administración central ha recibido más alegaciones favorables al trasvase del Ebro que en su contra. Boné, que defiende el rigor de las alegaciones y argumentos presentados desde la DGA, ha considerado que el Ministerio debe prestar más atención a los contenidos que a cuestiones numéricas. Por otro lado, el consejero advierte que ?hay que distinguir entre lo que son alegaciones reales de lo que son meras adhesiones?.

Alfredo Boné también ha acusado al Ejecutivo central de mantener trámites autoritarios y carentes de diálogo. ?No se facilitó la información hasta mucho después de que se abriera el plazo de alegaciones, lo que mermó la capacidad de defensa de Aragón?, sostiene el consejero. Con respecto a este tema, Boné lamenta que algunos ayuntamientos de la Comunidad Autónoma no recibieron información y ha asegurado que Gobierno de Aragón se reserva el derecho de emprender acciones legales.

Las desafortunadas declaraciones del ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, a favor del trasvase del Ebro también han sido objeto de duras críticas por parte de Alfredo Boné. El titular de la cartera autonómica de Medio Ambiente ha advertido que Zaplana ?no debe olvidar que es el ministro de todos los españoles, incluidos los aragoneses?. El consejero, que atisba en estas afirmaciones cierto nerviosismo porque el proyecto se desmorona, ha asegurado que ?reconforta que el propio ministro reconozca que el trasvase es una apuesta personal del presidente de su partido? aunque considera vergonzoso ?que se nos gobierne de un modo tan ofensivo?.

Boné apunta que la oposición aragonesa al PHN evitará su ejecución: ?El trasvase nunca se hará si los aragoneses no lo permitimos?.

Comentarios