Un año más septiembre vuelve con decenas de coleccionables bajo el brazo

Septiembre se ha convertido, ya no solo en el mes de la vuelta al cole o del comienzo del curso político, sino también en el mes de los coleccionables por fascículos. Los quioscos ya se han inundado de estos fascículos que se cifran en varias decenas diferentes. No obstante, la mayor parte de los compradores no pasa del primer fascículo, que suele ser además de la novedad, más barato que los siguientes.

Este año los cascos históricos y los coches en miniatura se sitúan como los fascículos más solicitados. Del mismo modo, la gran triunfadora del año pasado, Mariquita Pérez, vuelve a los quioscos con nuevos modelos. Junto a éstos podemos encontrar tesoros de cristal, las bolas de nieve de Disney, coleccionables bélicos como soldados de plomo o aviones y helicópteros de guerra, muñecas o coleccionables de manualidades para crear tu propia bisutería y mosaicos. Las películas en DVD siguen disfrutando de su boom ahora en fascículos, como los ya habituales cursos de idiomas y ordenadores.

Pero la fiebre no dura mucho. Los primeros números se venden con facilidad; los siguientes, no tanto. La gente se cansa ya que muchas colecciones duran más de un año y el precio se llega a duplicar a partir del segundo número. Otros, las siguen a través de las suscripciones lo que, para los quiosqueros, perjudica seriamente a su sector.

Los libros, aunque no de forma tan continua, sí son seguidos ya que cuentan con un precio bastante asequible y no obligan a hacerse con toda la colección. Este año es la edición de lujo de los libros de Julio Verne la que ya se vende en los quioscos. Por otra parte, las películas en DVD, disfrutan de un gran índice de ventas: Heidi y Marco, Cine Pasión, Las grandes películas de Woody Allen o Gran cine en DVD son las más reseñables.

La venta por fascículos no es tan común en otros países como en España, donde en los últimos años se han multiplicado el número de artículos que se venden a través de este método. Las mujeres son las que más compran estos artículos, tanto los de figuras como los infantiles. Los hombres, por su parte, adquieren sobretodo los de cursos de idiomas e informática.

Comentarios