Barbastro incrementa el número de visitantes este verano

2003083027 Catedral Barbastro.jpg

Los meses de julio y agosto han supuesto este año un incremento sustancial del número de visitantes que se han acercado a la ciudad de Barbastro, con respecto al verano pasado. Los puntos de la ciudad más visitados por su interés cultural han sido la Catedral y el Museo Diocesano, aunque una vez más no ha pasado desapercibida la cifra que corresponde a las personas interesadas en el turismo de aventura, así como el turismo religioso del que se puede disfrutar en la Comarca del Somontano.

En Barbastro, según ha informado la concejala de turismo en el consistorio local, Inmaculada Hervás, la cifra de visitantes durante el mes de julio y la primera quincena de agosto ha llegado a 17.000 personas, registrándose un aumento a partir del Festival Vino del Somontano. Cifra que supera a la del año anterior que contó con 17.500 visitas registradas del 1 de julio al 31 de agosto.

Los destinos preferidos han sido la Sierra de Guara, el santuario de Torreciudad, la ruta del vino, así como la ruta por los diferentes centros de interpretación, repartidos por toda la Comarca del Somontano. En Barbastro, sin embargo, las visitas se han concentrado en la Catedral y el Museo Diocesano.

Hervás se muestra satisfecha con este incremento de turistas en Barbastro, así como por el interés turístico que sigue manteniendo el turismo de aventura, religioso y cultural que ofrece la Comarca del Somontano y que sigue atrayendo a multitud de personas, procedentes de toda la geografía española y europea.

Una de las notas curiosas este año es la procedencia de los turistas europeos que, al contrario de lo que venía siendo habitual, el 30% son de origen belga y holandés, superando al número de visitantes franceses del que se ha registrado un 20%. El 45% corresponde al turismo español, la mayoría procedentes de Aragón, Valencia, Cataluña, Madrid y País Vasco.

El santuario de Torreciudad es uno de los centros turísticos más importantes por el interés cultural y religioso que suscita. En el mes de julio se registró la cifra de cerca de 30.000 personas y hasta el momento, en lo que llevamos del mes de agosto, el número de peregrinos registrados llega a los 50.000. Número que se mantiene respecto al verano pasado, según explica el responsable de comunicación en el santuario, Manuel Garrido.

El turismo es predominantemente familiar y excursionistas, con un aumento del número de peregrinos procedentes del sur de Francia. En ese sentido, Garrido realiza un balance positivo de la afluencia de visitantes al santuario que, una vez más, se sitúa entre los lugares más visitados de la zona.

La villa de Alquézar sigue siendo uno de los destinos preferidos por los turistas. Este verano el número de visitantes ha llegado a ser similar a temporadas anteriores, con una ocupación del 100%, principalmente de origen español, belga y francés. Mariano Altemir, alcalde de Alquézar, asegura que, a pesar de haber sido una buena temporada, ?ha sido un verano extraño?.

El deporte de aventura y el turismo cultural han sido los ejes centrales de las visitas, que durante todo el verano han podido disfrutar, además, de los diferentes conciertos y exposiciones que se han venido celebrando, enmarcados en los Encuentros Interculturales, en la villa de Alquézar.

Comentarios