Cerca de 50.000 personas han visitado este verano el Monasterio de San Juan de la Peña

Uno de los lugares más emblemáticos del Pirineo, el Monasterio de San Juan de la Peña, ha conseguido un verano más el récord de visitas del turismo en el Alto Aragón. Este monumento enclavado en la roca ha sido visitado durante los meses de julio y agosto por más de 48.000 personas, una afluencia similar a años anteriores, pero con un ligero aumento.

En el mes de agosto la cifra alcanzada dobla la de julio, fenómeno debido sobre todo por la climatología. Un julio inestable y un agosto muy caluroso ha hecho que numerosos turistas se acercaran a estos valles en búsqueda de lugares frescos, cosa que ha favorecido el aumento de visitas.

Como baremos de la afluencia de gente, podemos considerar a las distintas oficinas de turismo del Alto Aragón. Así, la oficina de turismo de Jaca ha contabilizado 25.000 personas que han sido informadas, y la de Canfranc 19.800, predominando sobre todo el público nacional (Aragón, Madrid, Cataluña y País Vasco). Se ha experimentado un aumento del 10% respecto al año pasado, algo favorecido por la apertura del túnel del Somport.

Las azafatas informadoras que paseaban por las calles de Jaca también han ofrecido un gran servicio al turista, informando a 4839 personas.

La Catedral de Jaca también ha contado con gran afluencia de gente. Por su museo han pasado alrededor de 200 personas diarias, y por la que fue la primera Catedral de España en sí unas 1000 personas diarias.

Otro lugar a tener en cuenta es el albergue del peregrino, lugar de acogida para los numerosos caminantes que se detienen en Jaca. La mayoría son españoles, alemanes y franceses, y han sido un total de 1350 peregrinos.

Este aumento generalizado respecto al año pasado refleja cómo el Pirineo se está convirtiendo en uno de los más importantes lugares de afluencia de turismo.

Comentarios