El organista alemán Seifen clausura el ciclo de música sacra de torreciudad

El organista alemán Wolfgang Seifen (Bergheim/Efert 1956) clausura este viernes el IX Ciclo Internacional de Música Sacra celebrado en Torreciudad durante el mes de agosto dentro de los Festivales de Aragón. El concierto, para el que Seifen no ha presentado repertorio, esta basado en la improvisación de melodías religiosas, tradicionales y de nueva creación que se le entregarán previamente solicitadas por el público.

Seifen cuenta con una larga experiencia en la improvisación de música para órgano: en 1990 fue finalista del primer concurso internacional de improvisación en Estrasburgo, ganador del primer concurso de improvisación ION en Nürnberg (1992); y fundador y profesor de la academia internacional de órgano para improvisación de Altenberg.

El organista alemán, que desde el año 2000 trabaja como profesor para improvisación y órgano litúrgico en la Universidad de Künste, en Berlín, también ha sido director de la orquesta de cámara estudiantil de Aquisgrán, fundador de la coral Capella Cantica, organista en San Sebastián en Nettetal-Lobberich, organista en la Marienbasilika Papal de Kevelaer y profesor para improvisación en la Escuela Estatal de Música y Representaciones de Stuttgart.

El certamen, que en sus cuatro primeras actuaciones atrajo a más de dos mil personas, se consolida como uno de los más emblemáticos en el panorama musical de verano en Aragón por la calidad de sus intérpretes como por la asistencia de público. La apertura del Ciclo corrió a cargo del británico John Scott, organista titular y director de música de la catedral de Saint Paul de Londres y elegido Organista del Año por la Asociación de Organistas de América

En el programa también sobresalió la actuación de la norteamericana Maria Nacy, profesora de órgano del Conservatorio Superior Municipal de Música de Barcelona y titular del órgano barroco de la Parroquia de Sant Bartomeu y Santa Tecla de Sitges.

La Orquesta de Cámara del Teatro Bolshoy de Moscú cosechó un gran triunfo, bajo la batuta de Dmitri Loos, El director ruso exhibió un repertorio en el que se incluyeron, entre otras, piezas de Chaikovski y Haendel. La cuarta actuación corrió a cargo del grupo de metales Bilbao Brass Quintet que estrenó la obra Súplica, escrita para trompeta y órgano, del compositor Jesús Legido. De esta manera, pretendieron hacer llegar al publico el amplio repertorio existente para instrumentos de metal, mostrando las posibilidades melódicas y virtuosas, de colorido y timbre de los instrumentos que lo integran: trompetas, trompa, trombón y tuba. Otro de los atractivos de esta actuación fue la adaptación de algunas piezas para órgano que interpretó la organista titular del santuario, Soledad Mendive.

Comentarios