Cartas al director

En relación a las declaraciones de los responsables políticos del Departamento de Educación de DGA y otros departamentos, respecto a los problemas que ellos mismos han creado en las adjudicaciones de plazas para funcionarios docentes interinos, el sindicato STEA-HUSTE desea hacer las siguientes puntualizaciones:

...Las organizaciones sindicales con representatividad en Mesa Sectorial, entre las que nos encontramos la Federación STEA, aprobamos un calendario de adjudicaciones para este curso fundamentado no sólo en la comodidad de los profesionales que debían cambiar de domicilio, sino también pensando en que es necesario que los centros educativos cuenten el 1 de septiembre con todos sus efectivos, a fin de que el curso académico comience con los centros perfectamente organizados.

...Cualquier trabajador o trabajadora tiene derecho a tener su contrato (nombramiento en el caso que nos ocupa) en regla desde el primer día de trabajo, y esto es un derecho fundamental sobre el que no es legítima ninguna negociación, seas un sindicato representativo o no. Lo que pretende la administración es que estos trabajadores y trabajadoras se incorporen tarde a sus centros, comenzando el curso de manera desorganizada pero ahorrando dinero donde no deberían. Desde STEA-HUSTE llevamos años reivindicando la incorporación de los interinos e interinas a sus puestos de trabajo desde el primer día.

... Sobre los comentarios de la Consejera de Educación en los que afirma que quien sale perjudicada es la escuela pública y sobre todo la escuela rural nos gustaría aclarar que los perjuicios que está sufriendo la Escuela Pública Aragonesa vienen fundamentalmente de:

Siempre se recorta el presupuesto o se pretende ahorrar en recursos materiales y humanos para la escuela pública y la escuela rural, y un claro ejemplo es el caso que nos ocupa (los trabajadores son contratados tarde y mal).

Nuestros responsables políticos llevan años empeñados en un descarado proceso de privatización, para lo que es necesario el desprestigio y el abandono de la escuela pública, y esto se pretende conseguir con medidas tan aberrantes como estos desastrosos procesos de contratación de interinos e interinas.

Le pese a quien le pese, la calidad y profesionalidad de los trabajadores y trabajadoras de la escuela pública aragonesa es tal que la desastrosa gestión de nuestros políticos está consiguiendo que nuestra escuela pública, y sobre todo nuestra escuela rural, siga siendo con mucho la que ofrece un mejor servicio, da cabida a todo el mundo en igualdad de condiciones y educa ciudadanos responsables y tolerantes, siendo nuestra mayor garantía de futuro.

Antonio Azanza Montull

Representante de STEA-HUSTE

Comentarios