La fiesta no para en San Lorenzo

Sexto día de fiestas y segundo de un programa muy suave para que los oscenses descansen para disfrutar del fin de fiestas como se merece, en una jornada de viernes que trae un programa cargado de actos. Este jueves volverá a haber concierto a cargo de las Ketchup, pero es el primer día de fiestas en el que los toros serán los grandes ausentes al haber terminado la feria taurina. Las temperaturas y el sol seguirán acompañando estas fiestas y aunque hay un ligero descenso de temperaturas las máximas seguirán siendo altas cercanas a los 37-38º, habrá que esperar hasta el viernes para poder notar más estas bajadas.

Al igual que en la jornada del miércoles San Lorenzo viene marcado por las actividades infantiles que se desarrollarán durante todo el día. A los ya tradicionales parques infantiles se le suma sesión de cine infantil. Las calles estarán amenizadas por las charangas y pasacalles de las peñas que comenzarán a rondar por Huesca a partir de las 12 de la mañana. El Vermut estará acompañado del grupo Vergel de Murcia y posteriormente en los porches de Galicia se podrá disfrutar del folclore mexicanoa cargo de la agrupación Hunac-Ceel, pero si alguien no puede asistir a esta actuación, por la noche a las 21 horas volverán a actuar en el Parque Municipal Miguel Servet. La noche tendrá final con dos sesiones de la Orquesta Atalaya en la Plaza Luis López Allue a las 20.30 y a las 00.30 horas.

Sin embargo la gran cita musical tendrá lugar en el Palacio de los Deportes a cargo de las cordobesas ?Las Ketchup?, que presentaran su primer álbum ?Hijas del Tomate? en concierto a las 21 horas, donde se interpretará la famosa bomba de relojería ¡Aserejé! Un chupinazo lleno de frescura, originalidad, y gracejo.

La gran ausencia del día será la corrida de toros, que tras las grandes actuaciones que se han visto en la plaza de toros estos días ha echado el cierre. Sin embargo se ha preparado una becerrada a beneficio de las peñas, que han sido las grandes triunfadoras en los toros, llenando el aforo.

Las calles de la ciudad continúan viviendo la fiesta. Pero muchos se están preparando ya para los últimos actos que clausurarán estas fiestas de San Lorenzo 2003, como la ofrenda de flores y frutos en la que participan centenares de ciudadanos ataviados con trajes regionales aragoneses o de otros puntos de España y del mundo. El Coso volverá a llenar sus aceras de oscenses que presenciarán por última vez a los danzantes en este año.

Comentarios