Aumenta la atención a mujeres víctimas de malos tratos y el número de centros de asistencia social en Aragón

La ampliación de los Centros Comarcales de Información y Servicios junto a la intensificación de los programas de atención a las mujeres víctimas de la violencia destacan en el balance de este organismo de Igualdad

Entre las distintas acciones emprendidas por el Instituto Aragonés de la Mujer durante el pasado ejercicio destaca la ampliación de los Centros Comarcales de Información y Servicios, que ha alcanzado la cifra de 27 al ponerse en funcionamiento durante el 2002 los Centros Comarcales de Campo de Borja, Ribera Alta del Ebro, Campo de Belchite y Matarraña/Matarranya.

En todos estos centros, el Instituto Aragonés de la Mujer proporciona el personal que atiende las Asesorías Jurídica, Psicológica, Laboral y Empresarial, además se encarga de la planificación de actividades en colaboración con las aportaciones de la zona donde se enclavan los Centros Comarcales de Información y Servicios.

Violencia de género

En el ámbito de la violencia doméstica contra la mujer, durante el 2002 se intensificaron los programas de atención a las mujeres víctimas de violencia mediante la suscripción de un convenio con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) para coordinar diversas actuaciones, según consta en la Memoria del Instituto Aragonés de la Mujer.

Además, destaca la puesta en marcha de un servicio 24 horas de atención social de guardia mediante convenio con el Colegio de Trabajadores Sociales de Aragón, también se han programado cursos dirigidos a agentes y profesionales implicados en la atención a la violencia familiar.

Las actuaciones para favorecer la igualdad de oportunidades en la línea marcada por el III Plan de Acción Positiva para las mujeres en Aragón para conseguir la implicación de la sociedad aragonesa en la participación de las mujeres en todos los ámbitos en igualdad de condiciones es otra de las referencias de la memoria.

Así consta con la puesta en marcha del programa europeo EQUAL y la aprobación de proyectos en las tres provincias que garantizan la presencia de la transversalidad de la igualdad en todas las acciones programadas.

La educación en igualdad a través de la edición de distintas publicaciones, la conciliación de la vida familiar, personal y laboral, junto al desarrollo de la mujer en el medio rural son otros de los contenidos de la memoria 2002 del Instituto Aragonés de la Mujer.

Comentarios