El Altoaragón un chupinazo

2003081415 cohete.jpg

Unas 120 poblaciones oscenses celebran durantes estos días sus fiestas en Honor a la Virgen de la Asunción y a San Roque. Tras las fiestas de San Lorenzo, que reúnen a gran parte de los oscenses en la capital, ahora es la provincia la que se encarga de devolver a cada uno a su casa para celebrar la festividad local con los familiares y con mayor tranquilidad. La localidad de Panticosa ha creado este año el premio de Panticuto de honor entregándolo al grupo de rescate de la Guardia Civil.

Sesa, Agüero, Robres, Los Corrales, Acumuer, Sabiñánigo Alto, Oliván, Biescas, Belver de Cinca, Baldellou, Castejón de Sobrarbe, Pomar de Cinca, Candasnos, Campo, San Esteban de Litera, La Puebla de Castro, Zaidin, Albelda, Esplús, Fonz, Panticosa o Ballobar son algunas de las localidades que durante estos días estallan en fiestas convirtiendo al Alto Aragón en una celebración continua.

Las sesiones de baile a cargo de diferentes orquestas, los campeonatos de guiñote, los parques infantiles, las obras de teatro, o las procesiones de los santos, son actos que reúnen muchas localidades en sus programas de fiestas. Las migas, las calderetas o las jotas son también algunos aspectos tradicionales que se repiten en las localidades y que no pueden faltar como símbolo cultural de la región.

Las procesiones religiosas conforman una parte importante de las fiestas. Las misas en honor a la Asunción de la Virgen o a San Roque cuentan también con una gran afluencia. Por eso no hay que olvidar que las numerosas fiestas que tienen lugar en las diferentes localidades provocan un gran número de desplazamientos que hacen que la población se duplique durante estos días.

TRADICIONES

Muchas de estas poblaciones conservan sus tradiciones que se repiten en año tras año en cada celebración de las fiesta en honor a su patrón/a

Albelda conserva una curiosa tradición. Año tras año reúne a vecinos y curiosos. Tras la misa en la ermita de San Roque y el almuerzo, los jóvenes se miden en tres carreras populares, en parte similares a las carreras del pollo: L"Aigüera (la balsa), la Pallera (el pajar) y el Xung (el junco).

El chupinazo, las carrozas y un festival de jotas marca el inicio de los festejos de Robres, en cuyo programa destaca el II Festival de la Oralidad "Villa de Robres"

Baldellou celebra el Canto de la Aurora, acto que se pierde en la memoria de los tiempos. A las 6 de la madrugada, los vecinos salen en procesión por el pueblo y cantan en determinados rincones de la localidad estrofas de la canción.

La misa de los hombres es uno de los actos tradicionales que se celebra en Panticosa, una eucaristía cantada que se tendrá lugar el día 16. Agüero y Biescas son famosos por sus toros de fuego que recorren las calles del pueblo ante las miradas y carreras de los vecinos.

Comentarios