Espido Freire considera esenciales las ferias del libro en pequeñas localidades

2003081414 Espido Freire.jpg

La escritora bilbaína Espido Freire, una de las participantes en la Feria del Libro de Jaca ha manifestado que le parecen esenciales las ferias en los lugares pequeños como Jaca porque con ellas se lucha contra la pérdida de la memoria y de las pequeñas empresas editoriales o librerías familiares.

La ganadora más joven del Premio Planeta, en 1999 por su novela ?Melocotones Helados? es una de las protagonistas en esta cuarta edición de la Feria del Libro jaquesa, donde ha estado firmando libros en la feria después de participar en una conferencia en la que, como la propia autora ha reconocido ?ha hablado de la importancia de las historias, de por qué unas funcionan y otras no, de lo esencial lo básico, en qué hay que fijarse para escribir una historia?.

En un momento en el que, según la escritora vasca, lo difícil para los autores es mantenerse en el tiempo, Freire reconoce que ha tenido suerte, ya que el mes de octubre de 1999 marcó su vida, al ganar el premio Planeta y el premio que conceden los libreros franceses Millepage. Desde entonces la autora no para, pero sabe que todo no depende de ella, ?ya que en la literatura, como en toda las artes, se está a merced del público, y un autor puede pasar de moda, o puede gustar un libro y el siguiente ser un fiasco?, ha ha dicho Espido Freire.

Espido Freire, que es la primera vez que visita la ciudad Jaquesa, es una de las autoras que escribió un relato en el libro ?Orosia, Mujeres de Sol a Sol?, editado por la empresa jacetana Pirineum Multimedia, un proyecto que le gustó desde el primer contacto que mantuvo con los editores, porque según la propia autora, lo que más le gusta escribir son relatos. Por eso, cuando le propusieron participar en la Feria del Libro de Jaca tampoco lo dudó.

Comentarios