Luces y sombras en el puente del 15 de agosto

Uno de los fines de semana más esperados del año; comienzo de las vacaciones para muchos, numerosas localidades en fiestas, la operación retorno para otros... se está caracterizando en sus horas finales por la lluvia. Las nubes y el agua han cambiado el color de los días precedentes, el sol ha desaparecido y las temperaturas han experimentado un notable descenso.

?La Operación Especial 15 de agosto 2003? ha extremado sus medidas de prevención en esta mojada jornada del domingo 17 de agosto. Una vez más, las Jefaturas de Tráfico hacen un llamamiento a los conductores para que realicen una conducción responsable.

Recuerdan una serie de consejos y medidas básicas destinadas a mejorar la seguridad, entre los que se encuentra la puesta a punto del vehículo, con especial atención a los elementos de seguridad; planificar el itinerario con antelación, informándose del estado de las carreteras y evitando, en lo posible, los días y horas desfavorables.

Una vez ya puestos en viaje la DGT recomienda no ingerir bebidas alcohólicas, utilizar el cinturón de seguridad, prestar debida atención a la conducción y se recuerda la prohibición de utilizar el teléfono móvil mientras se conduce

La lluvia también ha provocado que muchas de las 120 poblaciones oscenses que celebran durantes estos días sus fiestas en Honor a la Virgen de la Asunción y a San Roque se hayan presentado pasadas por agua. Pero ni el agua ni las bajadas de la temperatura han impedido que el Alto Aragón sea una fiesta continua.

Las sesiones de baile a cargo de diferentes orquestas, los campeonatos de guiñote, los parques infantiles, las obras de teatro, o las procesiones de los santos, son actos que reúnen muchas localidades en sus programas de fiestas. Las migas, las calderetas o las jotas son también algunos aspectos tradicionales que se repiten en las localidades y que no pueden faltar como símbolo cultural de la región.

Las procesiones religiosas conforman una parte importante de las fiestas. Las misas en honor a la Asunción de la Virgen o a San Roque cuentan también con una gran afluencia. Por eso no hay que olvidar que las numerosas fiestas que tienen lugar en las diferentes localidades provocan un gran número de desplazamientos que hacen que la población se duplique durante estos días.

Comentarios