Las defunciones en Jaca, Barbastro y Monzón similares a otros años

El número de fallecimientos en España ha experimentado un gran aumento en este verano. A diferencia de Huesca capital donde se ha producido un aumento del 24 % con relación al verano pasado ,en algunas de las principales cabecera de comarca de la provincia los porcentajes son similares a otros años y la ola de calor no ha afectado. En Monzón han fallecido en este periodo 25 personas, en Jaca diez defunciones en Sabiñánigo, las defunciones en el mes de julio ascendieron a 10 mientras que en lo que va de agosto se ha alcanzado la misma cifra, 10 Habitualmente, cada mes se registran entre cuatro y seis defunciones; de lo que se deduce que este verano han aumentado las muertes en el Alto Gállego. En Barbastro durante los meses de julio y agosto en el 2002 fallecieron 31 en el mismo periodo de este año han fallecido 32.

PROVINCIA

En Monzón, durante los meses de julio y agosto han fallecido 25 personas. La mayoría de estas personas son de edad avanzada (media de 80 años), aunque destacan fallecimientos de tres personas jóvenes, de 46, 27,32

En Jaca y Sabiñanigo el porcentaje de fallecimientos ha sido similar a otros años. En Barbastro durante los meses de julio y agosto en el 2002 fallecieron 31 en el mismo periodo de este año han fallecido 32.

En Barbastro y Comarca el año pasado 46 y este año 40. Según estos datos el calor no ha afectado

HUESCA CAPITAL

Según datos recogidos por Radio Huesca Digital ,43 defunciones en las dos primeras semanas de agosto frente a las 29 registradas en el mismo periodo de tiempo en el año 2002 es un dato que llama la atención. El dato sigue siendo muy alto si lo comparamos con las 32 y 31 defunciones de los años 2000 y 2001, respectivamente .En julio y lo que llevamos de agosto han fallecido en la capital 128 personas (79 en Julio y el resto en este mes).

La relevancia de este aumento aumenta si se tiene en cuenta que si en 15 días mueren 40 personas, en un año en Huesca lo harían más de 1.100 personas. Afortunadamente, el número de defunciones anuales se fija en una media de 400 personas. Algunos datos de interés que pueden servir como comparación son el número de muertes registradas en la capital oscense en los primeros años de la década de los noventa: 594 en 1991; 374 en 1992; 434 en 1993 ó 628 en 1994.

NACIONAL

El País publica que los fallecimientos han aumentado más de un 30 % en muchas capitales entre el 15 de julio y 15 de agosto. El informe compara las cifras de defunciones ofrecidas por los servicios funerarios de distintas ciudades españolas con las obtenidas por el INE (Instituto Nacional de Estadística) en los dos años anteriores, 2001 y 2002 durante el mismo periodo. El aumento este verano es espectacular.

En ciudades como Jaén, la cifra de muertos se ha casi duplicado, al pasar de 23 a 43 en la primera quincena de agosto. También Sevilla, que ha pasado de 260 a 454, ha registrado incrementos espectaculares.

Otras ciudades afectadas por este curioso repunte este verano han sido Vigo (56%), Córdoba (56%), o Barcelona (49%). Es más, el periódico resalta que, según las propias cifras del INE y según fuentes de los tanatorios, las defunciones aumentan en los meses de invierno y disminuyen en verano.

Ante lo ocurrido en Francia, el ministerio de Sanidad y Consumo ha tomado cartas en el asunto y reclamará a los servicios de las comunidades autónomas datos sobre el número de fallecidos producidos por el calor para hacer un balance definitivo

Comentarios