Todos los móviles permitirán por defecto llamar a números 906

2003082121 móvil.jpg

Todos los móviles permitirán a partir de septiembre acceder a líneas de tarificación adicional (las conocidas como "números novecientos" o de contenidos para adultos) sin que el usuario tenga que solicitarlo previamente.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha decidido impedir que las operadoras bloqueen por defecto el acceso a estas líneas -cuyo precio es muy elevado en comparación con cualquier otro telèfono fijo-, tal y como venían haciendo Vodafone y Amena al dar de alta un nuevo número de móvil.

Fuentes de estas operadoras han asegurado que restringían las llamadas a esos números por un "principio de responsabilidad social" para con sus clientes, por proteger a los menores y por evitar fraudes, especialmente después de las polémicas suscitadas con el acceso a estas líneas tanto desde teléfonos fijos como desde Internet.

VODAFONE Y AMENA YA PERMITÍAN EL ACCESO

Telefónica Móviles es la única de las tres operadoras móviles que no impedía por defecto el acceso a estas líneas, por lo que la decisión del organismo regulador se dirige a las otras dos compañías, que defienden que, con sus restricciones, cumplen las recomendaciones de las asociaciones de usuarios y de la Comisión de Supervisión de Servicios de Tarificación Adicional.

Esta comisión está constituida por un representante de las comunidades autónomas y del consejo de consumidores y usuarios, de las asociaciones representativas de los operadores de telecomunicaciones y de los prestadores de servicios de tarificación adicional, así como por los Ministerios de Ciencia y Tecnología, Educación y Cultura, Sanidad e Interior.

NUEVOS NÚMEROS 803, 806 Y 807

Además, la comisión aprobó un sistema de sustitución progresiva de la numeración 903 y 906 por otros que comenzarán por 803 (para los servicios para adultos), 806 (para los relacionados con el ocio y el entretenimiento) y 807 (para actividades empresariales, profesionales o artísticas).

Esta numeración estará plenamente sustituida a partir de octubre y los servicios serán más caros cuanto más alto sea el dígito que siga la prefijo, de forma que el coste de la llamada desde un fijo puede variar desde los 0,35 a los 3,15 euros por minuto y desde un móvil de 0,65 a 3,45 euros.

Comentarios