Castejón del Puente a vista.....de senderista

Partir a pie desde la entrada de Castejón del Puente y seguir tanto las marcas blancas y amarillas como la señalización vertical a base de postes y flechas direccionales, es todo lo que hay que hacer para recorrer el PR Huesca 145, o lo que es lo mismo, el sendero de pequeño recorrido que nos descubre desde los aljibes o trincheras hasta el tramo de la vía romana Ilerda-Osca, que discurre por esta localidad.

Alrededor de cuatro años ha invertido la empresa Prames en la recuperación y señalización turística de este PR, en el que, según ha indicado José Pellejero, responsable de la sección de trabajos medioambientales y señalizaciones turísticas, "se han realizado trabajos manuales o con herramientas no destructivas para recuperar, e incluso hacer nuevo, el camino allí donde, por efecto de la erosión u otras causas, había desaparecido"

Este pequeño sendero se convierte en un camino circular en torno al tramo de la vía romana Ilerda-Osca que se encuentra en las proximidades de Castejón del Puente. El recorrido del mismo se puede realizar en una mañana o tarde, y permite al senderista hacer deporte en contacto con la naturaleza y disfrutar de la visión espectacular que del entorno y la comarca, ofrecen los cinco miradores, estratégicamente ubicados. Esta información visual, se completa con recursos didácticos como las mesas de interpretación en las que el senderista encuentra datos que le sirven para conocer la historia de aquellos elementos, monumentos o construcciones que encuentra en el camino como la ermita de La Bella o las trincheras.

En Aragón disponemos de 5.500 kilómetros de senderos homologados por la Federación Aragonesa de Montañismo. Se clasifican en dos grandes grupos: los que tienen más de 50 km, conocidos como GR o senderos de gran recorrido o aquellos de menor distancia que se denominan PR o senderos de pequeño recorrido. Los GR pueden prolongarse a lo largo de miles de kilómetros como el que va desde Cádiz hasta Amsterdam o ser más cortos, limitándose al entorno de una comarca como el GR 18, por el contrario, los PR son senderos locales que giran entorno a ermitas o a localidades próximas.

Generalmente, los senderos clasificados como GR o PR, son caminos antiguos, vías que, tradicionalmente, unían pueblos o parajes y que, desde hace algunos años, se recuperan para trazar rutas senderistas. Actualmente, existe una tipología común a todos los senderos incluidos en la Asociación Europea de Senderismo, lo cual hace posible, que cualquier senderista pueda identificar la señalización sea cual sea el GR o PR que recorra.

Comentarios