Alberto Ballarín: "El cáncer de la agricultura española son los minifundios"

2003080904 campo.jpg

Ésta es la opinión del oscense Alberto Ballarín Marcial, Presidente de la Real Academia de Doctores y recientemente condecorado con la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, a propuesta de la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio. Una persona inquieta y con una gran experiencia a sus espaldas, partidario de los grandes latifundios en detrimento de los pequeños agricultores.

Este galardón, del que Ballarín asegura sentirse satisfecho, corresponde a la Orden del Mérito Agrario, Pesquero y Alimentario, que premia a aquellas personas que han prestado servicios eminentes o han destacado en actuaciones a favor de estos sectores, entre ellos la agricultura.

Un tema que considera ha evolucionado notablemente, aunque es ahora, ?con la reforma de la PAC, cuando se está iniciando una nueva etapa en la agricultura?. Opina que el desacoplamiento parcial es una buena medida, ya que permite conseguir más ingresos. Medida que estará vigente hasta el 2013. Ballarín es de los que considera que, a lo largo de este período, ?se debe aprovechar para hacer una reconversión de la agricultura, agrandando el tamaño de las explotaciones. En estos momentos, el cáncer de la agricultura española es el minifundio?, añade.

Hoy en día, explica, ?se debe disponer de terrenos con alrededor de 40 ó 50 hectáreas de regadío para poder hablar de una explotación rentable y viable. En cuanto a los terrenos de secano, que son de baja productividad, sería necesario contar con superficies de 200 hectáreas?.

En ese sentido, aboga por la concentración de explotaciones y no tanto por la concentración parcelaria, apostando por la creación de sociedades, en las que se trabaja conjuntamente la tierra, ?de forma que se ahorraría, -explica-, los gastos que supone la concentración parcelaria, incentivando además a los jóvenes agricultores a quedarse para trabajar la tierra?.

Alberto Ballarín es, además, socio colaborador de la Asociación EFA El Poblado de El Grado, de la destaca por la labor que se realiza desde estos centros en cuanto a la formación agrícola se refiere, siempre apostando por el aprendizaje de la agricultura tradicional de una forma eficaz, y que revierte en ?magníficos empresarios de este sector?.

Comentarios