La veleta de la Basílica de San Lorenzo marcará el rumbo del aire en fiestas

2003080606 veleta web2.jpg

Durantela mañana de ayer se daba el remate a la Torre de la Basílica de San Lorenzo. Joaquín Naval, arquitecto de la rehabilitación de la basílica ha visto, como ayer, se cumplia el objetivo de finalizar la torre antes de las fiestas de Huesca. Ayer se instalaba la aguja y, ya por la tarde, estaba previsto finalizar la operación con la incorporación de la veleta al chapitel.

Desde las siete de la mañana se trabajaba para concluir las obras en la torre. Para ello se han utilizado dos grúas que han permitido instalar la aguja que junto con la veleta supondrá una estructura de once metros que se añadirán a los 67 que separan el chapitel del suelo.

Sobre las nueve y media de la mañana se subía la aguja junto con una estructura especial que se ha realizado para que dos operarios pudieran trabajar en la sujeción de la misma al chapitel. Esta aguja tiene una continuidad estética que recuerda a las formas bulbosas, típicas de muchas iglesias barrocas. Estiliza la torre y recuerda el remate que se dibujó en el diseño original, y que nunca se llevó a cabo.

El arquitecto, Joaquín Naval ha subido en diversas ocasiones a lo alto de la torre. Allí, además de supervisar la instalación de la estructura, ha aprovechado para ver el acabado de las obras desde la vista privilegiada.

Se calcula que entre los meses de septiembre y octubre finalicen las obras que ahora afectan a la parte baja del templo. En estos momentos se trabaja en lo que es la base de la fachada principal. Los trabajos se han ido retrasando, y finalmente no se han podido cumplir las fechas previstas. En un principio se preveía quitar los andamios antes de las fiestas de San Lorenzo.

Comentarios