Torres Martín está a punto de hacer historia en el Tour de los Pirineos

Fernando Torres Martín del Relax-Iberia, dio un golpe decisivo en al etapa reina de este Tour de los Pirineos. El corredor español supo aguantar los continuos ataques que desataron desde el primer kilómetro, para finalmente tras coronar el Aspin presentarse en la meta de Lanemezan con primer aspirante a ganar esta importante carrera. Destacar la novena posición de Unai Aranzabal (CC Oscense) que está haciendo una gran carrera y que entró noveno en la línea de meta a 1?41 del ganador. En la general, el vasco que refuerza a los oscenses en esta carrera está en el puesto 16.

La película de la etapa se inició en el alto del Loucrup, cuando 14 corredores rompieron la tranquilidad del paquete en el kilómetro 16. El pelotón comandado en todo momento por los hombre del Quick Step marcaban el ritmo del paquete. En este grupo cabecero se encuentraban hombres importantes como Van Summeren, que a la postre seria el gran animador de la etapa. A la salida del pueblo de Boo, en las faldas del puerto del Tourmalet, el grupo cabecero comienza a perder efectivos, y un grupo de 7 corredores que tenia unos metros de ventaja sobre el kilómetro 50 comenzaba a imponer diferencias sobre el resto del grupo. El pelotón con el maillot amarillo llevaba un retraso de 2?40? con respecto a la cabeza de carrera.

A 10 km. de la cima Van Sumeren demarró con fuerza y adquirió una ventaja de 50 segundos sobre los inmediatos perseguidores, donde se encontraban todos los favoritos, salvo el maillot amarillo que circulaba a 2?15? en el seno del pelotón. El Tourmalet hizo una autentica criba, el famoso puerto no tuvo justicia con los corredores, y por si fuera poco, se desató una tormenta de agua que hizo todavía mas infernal la ascensión. En el descenso hubo un reagrupamiento del grupo cabecero. La peligrosidad del mismo con el suelo resbaladizo, y lloviendo sin cesar, rompió la carrera definitivamente, en este momento Torres Martín, valiente y agresivo, jugándose su integridad abrió hueco y se fue decidido de cara a Meta.

En la base del Aspin, Tamayo, gregario de Torres Martín, sufrió una caída con resultado de rotura de clavícula. El ascenso del Aspin lo protagonizaban 5 corredores, Van Summeren (Quick Step), Theo Eltink (Rabobank), Dominique Rault (J.F.), Dimitri Muravyev (Quick Step) y Fernando Torres Martin (Relax-Iberia). Mientas el maillot amarillo se encuentraba a 3?20? de este grupo cabecero. El corredor del Relax sabedor de que puede ponerse líder en esta etapa incluso en el descenso del Aspin buscó marcharse en solitario a la meta, y llegó a ganar 20 segundos sobre el grupo cabecero de 4 corredores, que finalmente lo integraban al grupo a 9 km. de la meta.

El pelotón comienzó a restar tiempo a la escapada en la zona llana de la carrera hasta Lenemezan, pasando de los 3 minutos que llevaban de diferencia en lo alto del Aspin a 1?45? a 6 km. de la llegada, suficientes para hacerse con el maillot amarillo en una llegada de 4 corredores, los más fuertes de la carrera, imponiéndose Dimitre Muravyed a Eltin Rault y a Torres Martín en el sprint final.

En definitiva, una etapa de ciclismo puro, en el que el español y su equipo evidencio una excelente estrategia para dar un golpe decisivo al Tour de los Pirineos. El corredor del Iberia tiene 1?32? de ventaja sobre Jackson (Saint Etienne) y 2?12? sobre Van Summeren (Quick Step).

Tras la imposición de maillot, Fernando Torres Martín, manifestaba que ?ha sido muy dura, pero tenia sensaciones buenas y el resultado ha sido satisfactorio?. Añadía que ?en esta ocasión mi objetivo era el jersey amarillo, siempre es bonito ganar una etapa pero yo habría querido ganarla el otro día en Sabiñanigo?. El corredor del CC Iberia quiso agradecer el esfuerzo del equipo por ayudarle. ?Están haciendo todo lo que pueden y más, hasta tal punto que ha dado con sus huesos en el suelo mi compañero Tamayo?.

Lo que también tiene claro es que el Tour de los Pirineos no se le puede escapar y tiene fuerzas para ello. ?Fuerza, ganas y experiencia las tengo. Ya veremos si lo consigo. Yo voy a luchar con todas mis fuerzas, y si ellos se coaligan yo no ganare la carrera, pero ellos no harán podium. Voy a poner de mi todo lo que tengo, pero al final de todo, también hay que tener suerte, porque una avería, una caída, un pinchazo pueden ser decisivos, y he de decirte también que en la ruta del vino en Ciudad Real era líder el penúltimo día y la perdí?.

La última etapa parte de Lannemezan y llega a Tarbes con un total de 166 kilómetros. No hay puertos de montaña y en principio la estrategia será fundamental para el triunfo final. El español Torres Martín está a punto de hacer historia en una prueba que tradicionalmente ha sido dominada por corredores franceses.

Comentarios