Se triplican las denuncias por ruidos en los últimos dos meses en Barbastro

El pasado mes de mayo el ejecutivo local inició una campaña de concienciación contra el ruido con la que pretendía reducir los decibelios registrados en la ciudad. Dos meses después, el número de denuncias interpuestas tanto a negocios nocturnos como a particulares cuyos vehículos sobrepasaban el nivel de ruidos permitido se ha incrementado considerablemente. En total, se han interpuesto cerca de noventa denuncias desde el mes de mayo.

Utilizar a volumen elevado aparatos de sonido, circular con escape libre o en mal estado, tocar el claxon indebidamente o hacer funcionar el motor a elevadas revoluciones son los motivos más frecuentes de denuncias efectuadas por ruidos desde que en el mes de mayo se pusiera en marcha la campaña contra la contaminación acústica.

A ellas se unen otras habituales como la conducción temeraria o negligente, la circulación a gran velocidad o hacer caso omiso a las indicaciones del agente. Todas ellas suman cerca de noventa denuncias desde mediados del mes de mayo hasta mediados del mes de julio. En muchos casos, se trata de personas reincidentes.

El primer edil, Antonio Cosculluela, asegura que la campaña contra el ruido, asentada sobre la sanción, ha surtido efecto aunque se muestra cauteloso afirmando que todavía queda mucho camino por recorrer.

Cosculluela aboga por hacer de Barbastro una ciudad con menos vehículos ya que es ?muy manejable? y se puede recorrer andando.

En los últimos meses se ha incrementado el número de patrullas nocturnas, pasando de una a dos, y se cuenta con la colaboración de la Guardia Civil. Sin embargo, es difícil castigar todas las negligencias que se producen durante la noche ya que hay otros asuntos que atender además de la problemática de los ruidos.

Comentarios