Barbastro es la ciudad con más anticuarios en Aragón en proporción con su población

A pesar de la crisis que sufre la venta del mueble rústico en Aragón, Barbastro dispone de cuatro anticuarios, lo que teniendo en cuenta su nivel de población supone un alto índice de penetración, mayor incluso que el de Zaragoza. Así lo manifiestan dos comerciantes de este tipo de muebles, Ramón Araguás, uno de los socios de Armi2 en Barbastro, y Antonio Buil, propietario de Antigüedades Buil.

Sin embargo Buil asegura que hace años que han dejado de aparecer las grandes piezas rústicas, como las del siglo XVIII, que son muy características de esta zona. Además, hoy los muebles rústicos son de menor calidad que antaño y se fabrican menos piezas, añade.

Los compradores de muebles rústicos no cuentan con un patrón común, según informa Araguás, que insiste en que no son sólo personas de edad avanzada las que se interesan por estos muebles sino que también hay jóvenes que lo hacen. Los anticuarios barbastrenses aseguran que el 95% de los compradores de antigüedades proceden de Madrid, País Vasco, Cataluña, concretamente Lérida, y el Pirineo aragonés.

En estas zonas, donde la economía fue boyante a nivel nacional, la gente está habituada a comprar muebles rústicos. Pero Buil asegura que cada vez es mayor el interés en Barbastro y comarca por estos muebles, a lo que ayuda la feria Antiqua.

Como anécdota, Araguás cuenta que ha llegado a comprar muebles valencianos y los ha vendido a gente de esa tierra en su comercio de la ciudad del Vero. Además, afirma que es muy difícil definir el nivel de calidad del mueble en la comarca comparado con otras zonas, ya que cada comercio se centra más en la producción y venta de diferentes muebles.

El comprador de mueble rústico bien puede ser un apasionado que busque muebles de gran calidad y lo busque en cualquier punto de España, lo que requiere conocimiento por su parte, o bien puede ser alguien que aunque no sea un apasionado quiera tener un mueble de estas características en su casa.

Los muebles rústicos que más se venden son los que se ajustan a las necesidades actuales, como un armario, que siempre será utilizado; sin embargo un arca es un mueble más específico y tiene un fin más decorativo que práctico. Además Buil destaca que al ser cada vez los pisos más pequeños el espacio se debe aprovechar al máximo.

Comentarios