La Cueva de las Güixas de Villanúa deja un año más restos de la cultura de la Edad de Bronce

2003081111 cueva guixas.jpg

Restos de vasijas y otros elementos de la cultura prehistórica de la Edad de Bronce se hallan cada año en la boca de la Cueva de las Güixas en el Campo de Trabajo que organiza la Asociación Escuela de Tiempo Libre Sargantana y el Instituto Aragonés de la Juventud. Los trabajos de esta actividad se dividen en dos frentes, la recuperación integal del trazado histórico del Camino de Santiago entre Villanúa y Canfranc, y la excavación arqueológica de la Boca de la Cueva de las Güixas en Villanúa.

En cada lugar de este campo de trabajo hay diez jóvenes provenientes de diferentes países de Europa como Italia, Francia, Alemania y la Repúbluica Checa, además de otros de diferentes lugares de España. La jornada laboral comienza temprano, a las nueve de la mañana ya empiezan a realizar las excavaciones en la Cueva, y allí están hasta las dos de la tarde. Durante la mañana los trabajos se dividen en tres fases, como explicaba el responsable de las excavaciones, el arqueólogo Sergio Sevilla.

Como todos los años, en la boca de la Cueva de las Güixas, se encuentran restos de vasijas y otros elementos de la cultura prehistórica, pertenecientes a la Edad de Bronce. Los restos son de hace 3500 años, algo nada despreciable, aunque los responsables hablen de estos hallazgos con toda naturalidad.

Los restos los supervisa el arqueólogo Sergio Sevilla, y tras realizar un informe para el Departamento de Patrimonio del Gobierno de Aragón, se exponen en el Museo de Huesca, donde pueden ser apreciados por todo el que lo desee. Hasta el día veinte de agosto continuarán los trabajos de este grupo de veinte jóvenes, y aunque sólo sea una vez al año, la recuperación del patrimonio es una prioridad. Según el arqueólogo Sergio Sevilla, ?este tipo de trabajos siempre son insuficientes, ya que, por ejemplo en Villanúa hay muchos restos arqueológicos en los que trabajar, y sería bueno que hubiera más?.

Comentarios