Comienza la travesía en Kayak de Cecilia Buil

2003072622 cecilia buil.jpg

Las escaladoras Cecilia Buil y Roberta Nunes, el especialista en piraguas Gorka Ferro y el realizador de vídeo Jesús Bosque iniciaban este sábado desde Nanortalik en Groenlandia, la travesía en kayaks marinos que les llevará hasta el acantilado más grande del mundo, ubicado en Torssuktak Fjordm en la costa del sur de la isla y al que sólo se tiene acceso por mar en la región del cabo Farvel.

Se trata de la pared del Thumbnail, de 1.500 metros de altura, cuya cumbre pretenden alcanzar la escaladora oscense Cecilia Buil y la brasileña Roberta Nunes antes de que finalice el mes de agosto. Una pared que hasta ahora sólo ha sido ascendida por tres escaladores ingleses y donde ambas deportistas quieren ?abrir una nueva vía?.

El mayor acantilado del mundo emerge vertical del mar y por ello, los participantes de la expedición deben aproximarse a él con kayaks individuales de seis metros de longitud. Una vez instalado el campo base en la pared, este tradicional medio se utilizará para transportar material y comida desde los pueblos más cercanos a la pared así como mantener comunicación con otros lugares.

Fue el pasado 22 de julio cuando la expedición partió rumbo a la tierra de los esquimales, concretamente hasta Narsarssuak, donde se vieron sorprendidos por un clima primaveral que contrastaba con el paisaje de bloques de hielo flotando en el fiordo, según explican.

La tarde del jueves día 24 llegaron a Nanortalik, el centro neurálgico de la zona, tras costear unas siete horas en una zodiac y otra embarcación. Una vez allí, se dispusieron a acampar y organizar todo el material que portan para llevar a cabo la ascensión (que se realizará en estilo alpino) y la travesía.

Pero es desde este sábado cuando comienza el reto que las escaladoras consideran como el más complejo de esta aventura: la aproximación al acantilado con los kayaks, con los que deben recorrer aproximadamente 80 kilómetros de aguas marinas. Para ello, el equipo ha entrenado durante un mes incluso en el mar Cantábrico.

Al llegar al fiordo, deberán localizar un sitio en donde recoger agua y trasladarla hasta la pared, así como elegir una línea por donde subir, lo que les podría llevar dos o tres días. Una vez en la base, montarán un campamento con varias hamacas a pocos metros del agua. Gorka Ferro recogerá las piraguas de la base hasta que las necesiten de nuevo cuando acaben la escalada. Está previsto que el ascenso a la pared comience aproximadamente el 31 de julio para alcanzar la cima alrededor del 20 de agosto.

Comentarios