El servicio de teleasistencia contra la violencia de género, del IAM, ha recibido en lo que va de año 2.000 llamadas

El Servicio de Teleasistencia contra la violencia de género, que funciona durante las 24 horas, ha recibido en lo que va de año, 2.000 llamadas, según indicó la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, Elena Allué.

Según señaló Elena Allué "muchas de estas llamadas proceden de mujeres maltratadas, y otras, de personas interesadas en el funcionamiento del servicio, por si alguna vez necesitaran usarlo, dada su situación familiar".

El IAM tiene contratados dos servicios de teleasistencia contra la violencia de género. El primero de ellos es el teléfono gratuito 900 50 44 05, que consiste en servicio de urgencia de 24 horas, para que cualquier mujer tenga una atención al instante. Una vez que llama la agredida, es atendida por trabajadores sociales, que derivan la llamada a la Policía, a la Guardia Civil o a servicios sociales, "en función de la necesidad de la mujer", destacó la directora. Elena Allué explicó que en segundo lugar, el IAM cuenta con "el servicio de telealarma, que se presta a las mujeres que se encuentran en situación de alto riesgo de ser agredidas. Consiste en un teléfono móvil que la mujer puede usar en cualquier momento, y al hacerlo, la policía local puede localizar donde se encuentra, gracias al GPS".

Además, continuó, "el IAM, además del servicio de asistencia telefónica 24 horas gratuito y de telealarma tiene conveniado con el Colegio de Abogados y con el Colegio de Trabajadores sociales un servicio 24 horas de urgencia para que estas mujeres que han sido víctimas de malos tratos puedan tener una atención inmediata, dándoles un servicio de alojamiento de urgencia, y posteriormente, un equipo de valoración las deriva hacia la casa de acogida o a los servicios que se consideren oportunos".

Hasta el mes de junio, se habían realizado 319 denuncias por violencia doméstica en Aragón, la mayor parte de ellas en Zaragoza (Zaragoza, 254; Huesca, 46 y Teruel, 19) dentro del ámbito familiar. Por otra parte, 39 mujeres han denunciado malos tratos en otros ámbitos, como el laboral.

Esta empresa que presta este servicio comenzó sus actividades en Aragón en 1995, y actualmente cuenta con una plantilla de aproximadamente 34 personas, que reciben entre 400 y 500 llamadas mensuales, siendo la previsión anual de 4.500 llamadas.

Comentarios