Pirineos Sur sigue sonando en castellano en la noche "Electro Ñ"

2003071919 nopal.jpg

Orishas y Café Tacuba volvieron a ofrecer un espectáculo colorido y diverso dentro de los conciertos organizados en el auditorio natural del pantano de Lanuza, completándose la oferta de Pirineos Sur en este recinto durante el fin de semana con dos llenos, ya que la acción se traslada en la jornada de este domingo a la carpa de Sallent de Gallego con la noche ?Electro Ñ? patrocinada por la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), en la que participarán los venezolanos Los Andes electrónicos y los mexicanos Nopal Beat.

El movimiento Los Andes Electrónicos se autodefine como "una organización cultural independiente que promociona proyectos de índole electrónica sin dejar de lado aquellos proyectos experimentales que se mueven en el mismo ámbito". Creado en la ciudad venezolana de Mérida, enclavada en la región andina, este colectivo agrupa a diversas bandas y DJ's que se mueven en un espectro sonoro que va de la música de baile al techno minimalista, del ambient al trip-hop, de la experimentación al house tropical. Los trabajos de los Andes Electrónicos se subdividen en tres series diferentes: alma (música para escuchar), vida (música para bailar) y sentido (música para entender). Algunos nombres destacados de este movimiento electrónico venezolano son Dioslepague, Panas, Dúplex, Submarino, V'LIS. O Wax-O-Matic, así como los DJ's Imperatori, Trujillo, Velazco o Hidra.

Los músicos Luis Flores y Carlos Rodríguez gestaron hacia 1998 el embrión de Nopal Beat, cuya primera plasmación discográfica fue el recopilatorio Acid Cabaret vol. 1, en el que figuraban los grupos Sussie 4, Galápago, Axkán, Double Helix y Revolver. En su línea musical se dan la mano house y cumbia norteña, breakbeat y chachachá, mambo y electro, drum and bass y mariachi, todo ello impregnado de un toque arrabalero con guiños a la cultura popular mexicana. Una orientación sonora, en suma, que les emparenta con el movimiento Nortec, surgido en la ciudad fronteriza de Tijuana. El colectivo Nopal Beat fue engordando sus filas con la incorporación de nuevos nombres, como Sweet Electra, Fat Naked Lady, Shock Bukara, Club Nova, Martín Parra, Tovar o God Is My Name.

Comentarios